volando en vueling MAD BCN (el vuelo que no tomé)

vuelinga estas horas se supone que estoy volando de MADrid a BarCeloNa en vueling. Por delante, dos entrevistas en cliente, y dos entrevistas con colaboradores. Y no sé si decir si por delante o por detrás. Por la mañana, el trayecto de la calle Telémaco al Aeropuerto, en un ejercicio realizado decenas de veces, un trayecto de 9 kilómetros de carretera en contra de la dirección del tráfico, se ha convertido en un ejercicio dantesco. Una vez que hemos dejado el aeropuerto atrás, quién sabe en qué estábamos pensando o de qué estábamos hablando, de mi parecido con el personaje del príncipe de las mareas, a la altura del auditorium, ¿y la salida del aeropuerto, nos la hemos pasado?, el viaje se ha convertido en un toma la dirección equivocada. 2, 3 y hasta 4 veces. Son las 7:36, y estamos de vuelta a 3 kilómetros del punto de partida. He perdido el vuelo.

El suceso ha sido tan raro que pienso que una de tres es cierta:

1 no tengo que estar en el vuelo de ida

2 no tengo que estar en el vuelo de vuelta,

3 no tengo que estar hoy en BCN, ciudad condal.

Una vez que el miedo (temor) ha hecho su entrada en escena, decido no forzar la situación. Tengo que disculparme ante dos personas a las que no conozco suficiente y que tal vez no me comprendan. Si es posible, me gustaría mantener una conversación telefónica con ellos, y volver a agendar una reunión a la que sí asistiré. Y el contacto con mis dos colaboradores, Luis y Miriam, sé que se va a producir por teléfono. Seguramente ellos me entiendan mejor. O tal vez no. voy aprendiendo poco a poco a no hacer suposiciones.

vueling  aSí lo vimos…

Ayer me reúno con Rodolfo, colaborador de oé corazón, residente en BCN, de paso hacia Graná, a un retiro en un monasterio, qué buena vida se pegan algunos, qué gusto charlar contigo de nuevo, Rodolfo, que me cuenta de las evoluciones de sus clientes, de su viaje de vuelta a Costa Rica, y del puente aéreo que está montando entre Madrid, Barcelona y Costa Rica, y en el que va a pasar buena parte del año 2015, con un proyecto de esos que sí te hacen viajar, en EUA, México, Panamá y Costa Rica, cosas de los entornos corporativos.

Rodolfo, un activista del mindfullness, me trae a la mente a Miriam, que presentó ayer en Barcelona en «la casa del libro» su última obra, relacionada con el mindfullness y el heartfullness, tengo que hablar contigo de la presentación, Miriam, cómo me habría gustado estar. Una pena que ni ayer ni hoy me toca viajar en avión.

sólo espero que mis compañeros de viaje, tanto en el de ida como en el de vuelta, aterricen bien.

Esta entrada fue publicada en autores, Mikel por mikeloecorazon. Guarda el enlace permanente.

Acerca de mikeloecorazon

nacido en el país vasco (a los nuevos nos gusta levantar troncos y cortar piedras, de la misma forma que a nuestros padres les gustaba levantar piedras y cortar troncos), me gusta el sol y el mar, el color y el calor. Estar vivo es una gozada que tenemos todos los días. Reírnos y agradecer lo que tenemos también. En el mundo laboral he hecho un recorrido bastante interesante por la consultoría de organización, productividad / competitividad, auditorías de sistemas y procesos, consultoría en integración, formación, tecnologías de la información, y desarrollo positivo de personas, equipos y organizaciones. Un camino entretenido, en el que he llegado a la sopa de piedras, al juego, y al gusto de compartir, al color y al círculo, ese sitio desde el que las personas, tan diferentes pero iguales, construimos nuevas realidades. hoy acepto que esto no va de tirar ni de empujar, sino de ponerle calorcito y color, de hacer 3 aperturas a nivel personal, de dar 3 pasitos nuevos, y dar 3 abrazoTs (a mí misma, a ti, a la vida), de acompañar el desarrollo de ecosistemas propicios para el desarrollo de la conciencia, de la libertad, desde el amor. me considero una persona positiva, creativa y alegre, cariñosa, mezcladora y juguetona. un abrazo, Mikel

2 comentarios en “volando en vueling MAD BCN (el vuelo que no tomé)

    • Rodolfo,
      ¿verdad que suena bien?
      Conciencia plena y corazón rebosante, o derramado, o hermanado, no sé cómo traducirlo, una combinación espectacular.
      Poco a poco, en el camino, un poco de teórica, otro de práctica.

      Un abrazo, Mikel

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s