la temporada de otoño invierno se abre (ya a las puertas del centro de innovación del BBVA) plena de cariño y ReSpeto

3bolsas713Empiezo este cuento corto reconocimiedo mi ignorancia del panorama de la innovación en este país, y en el resto de los países del mundo, pero la verdad es que yo no conocía hace 5 meses que existiera el centro de innovación del BBVA. En Madrid yo conocía el entorno del garAJE, y justo justo porque he sido asociado de AJE madrid, la asociación de jóvenes emprendedores de este pueblo grande que es Madrid, y del Hub, al que me he acercado pero no conozco a la fecha. Digamos que mi relación con el conocimiento es informal.

En eso estaba, lanzando flechas al universo, contactando con una persona que no conozco en CORRESPONSABLES méxico, que me manda un correo invitándome a conocernos en una presentación del Corporate Excellence en Madrid.

Como mi relación con el conocimiento es similar en el mundo de la innovación, en el del Corporate y en el de la Responsabilidad Social, en el que he flirteado ya varios años sin encontrar novia, me dejo guiar por las señales, que tengo que reconocer que no siempre señalan hacia un sitio cierto.

Mi contacto de corresponsables en México me manda información de un evento del Corporate Excelence en una universidad en Madrid en el que podemos juntarnos y al que decido asistir. El panel, mixto, es interesante, con presencia del mundo universitario, del conocimiento, y del mundo empresarial, la experiencia y la práctica. Dentro del mundo de la empresa, BBVA, DKV y Telefónica, 3 tekeñitos, en una jornada sobre la comunicación, una invitación maravillosa.

Entrando en linkedIN, ligando dentro, unidos a los que les va muy bien, me encuentro con la presentación de Ignacio Villoch, una presentación preciosa, ingeniosa, reflexiva, pensada, una propuesta desde el yo soy diferenciado, único. Me río y disfruto con la presentación. En algún punto del camino pienso que me gustaría presentarme así en el caso de trabajar para un gran corporativo. A mí también me gustaría presentarme así en su caso. Impecable, claro, divertido, propositivo.

Ni corto ni perezoso, contacto con Ignacio al final de la jornada y le hablo corto de “organizaciones que enCUENTrAN y CUENTAN cuentos”, una propuesta para una nueva comunicación corporativa, desde las personas, la emoción, lo positivo, los valores y comportamientos compartidos.

Al primer correo, que no es uno sino tres, soy muy rollero, tras esa breve toma de contacto, le sigue una primera reunión, ya en la plaza Santa Bárbara, en la que se confirma que entramos en el programa de otoño invierno del Centro de Innovación, una segunda, ya con Antonio, para que conozca el entorno y a Ignacio, y una tercera, el día antes de la presentación, para ultimar detalles técnicos y disipar un par de dudas, qué podemos dar (información de nuestra compañía), cómo accedemos al video de la jornada, publicado en youbube, qué tipo de difusión podemos hacer a posteriori. En esta tercera reunión, se junta a la comitiva Javier, socio de Gaizka, un amigo de juventud, también en un proceso emprendedor relacionado con el desarrollo de personas, equipos y organizaciones, con sede en Bilbao. Su nombre es IS2COACH. Su nombre completo Javier ONDARRA, que podemos traducir salvo que mi conocimiento del euskera, ese lenguaje vernáculo donde los haya, empiece a flaquear, como Javier Arenas.  Muy apropiado como compañero de viaje para una persona que lleva sus piedras y sus palos ahí donde va. Es que al final, los vascos, esos irredentos vascos, somos muy rústicos. Nos gusta la plancha, verduritas y pescados, carnes y mariscos a la plancha. Y de lo sutil, lo justo. Piedras y arena son lo nuestro. Cortar piedras, hasta convertirlas en arena, y levantar troncos, no sé si antes era al revés.

En el proceso voy conociendo a Ignacio y a su equipo, Celeste, que cuelga los contenidos que le proponemos en la web del Centro, y me quedo maravillado por su cercanía, nosotros les contamos historias y ellos nos cuentan historias, y por su respeto.

En el mundo ese en el que he coqueteado, el de la Responsabilidad Social, he encontrado varios ejemplos de la Erre y la Ese, que nosotros traducimos en ReSpeto en un programa para el desarrollo de las Pymes, un programa con el que conseguimos el premio categoría Pyme del III MarketPlace de Forética.

En ese mundo me he encontrado con dos ejemplos memorables de respeto en el equipo de Forética, encabezado por Germán Granda, y en el Ministerio entonces dirigido por Juanjo Barrera, con el que he vuelto a coincidir recientemente, en su nueva función en un proyecto tan potente como interesante en el mundo cooperativo y la educación.

En Forética, hace ya siete años, un septenio, recién llegado, me permitieron discutir la norma SGE 21, en su revisión del 2008. En el Ministerio encontré unas puertas abiertas para presentar un proyecto innovador para apoyar a las pymes sin contar con ningún tipo de padrino, un trato cercano y cordial, que hoy se mantiene en la persona de Marisa, desde esta esquinita del mundo te mando un saludo.

Unos años más tarde encuentro el mismo respeto en el equipo de Ignacio. Llego el día antes de la presentación con una duda, y le pregunto a Ignacio si al Centro (la organización que nos acoje) le supone algún problema que a la fecha no tengamos ningún cliente para el programa que vamos a presentar, única pregunta que me puede “mover” en una presentación publica, no por mí, sino por lo que puede suponer para la organización anfitriona, y me encuentro una respuesta maravillosa, que no puedo transcribir de forma literal, pero viene a decir:

Nosotros apoyamos proyectos innovadores, proyectos de emprendedores, Mikel.  Ser vosotros mismos. No hay mejor mensaje que el que llega desde la autenticidad.

La última duda resuelta, el día de la presentación, con más de 40 personas inscritas que finalmente serán menos, iniciamos los 7 movimientos de “historias que transforman las organizaciones”. Contamos historias, compartimos historias, provocamos conversaciones, jugamos y nos conocemos un poco, en un movimiento de personas, en un proceso de comunicación entre iguales diferentes. Yo me presento tal como soy, con mis palos, con mis cachibaches, con mis colores, y Antonio se presenta como es. Nuestro anfitrión nos ha dado la cancha que necesitamos para una presentación auténtica de una propuesta diferente.

Desaprovechamos parcialmente las capacidades tecnológicas de la sala (sólo utilizamos una de las tres pantallas para proyectar una presentación), y aprovechamos totalmente una sala magnífica para crear círculos y elipses, y movimientos, 1, 2, 3, hasta llegar a 7.

La presentación se termina y nos despedimos de los cámaras, de Celeste, de Ignacio, que se ha convertido hace ya dos telediarios en Nacho, pero nuestra vinculación afectiva con este espacio y este equipo que es mucho más que un escenario (ecosistema) de la innovación en Madrid no tiene fin. Nos llevamos el ReSpeto de Nacho y de su equipo por nuestras formas. De mayor yo también quiero ser grande como Nacho y su equipo del BBVA, también en la innovación, y en el ReSpeto, esa palabra tan bonita.

Gracias de corazón.

3bolsasmonAsi lo vimos…

veo 3 bolsas que me han acompañado en la presentación el el BBVA y el palo con el que pintamos esa elipse imaginaria. una de las bolsas con dos pañuelos de fiestas, uno de ellos rojo, de las últimas fiestas de Algorta, mi último pueblo vasco, en esa costumbre que se convirtió en tradición de juntarme con los amigos de la cuadrilla en fiestas de San Ignacio, para terminar Julio, y recibir el mes de agosto, rojo, como la pasión que es el movimiento final de nuestra propuesta, curiosidad que se convierte en creatividad e innovación, y el otro, azul a cuadros, un pañuelo de arrantzale (pescador), recuerdo de esas fiestas de mi primer pueblo, Bermeo, el pueblo de mis padres, recuerdo de algún que otro examen de Setiembre al que fui vestido de riguroso azul (mis alpargatas, mi camisa y pañuelo de arrantzale), azul como los valores que venimos a encarnar en esta vida, en forma de comportamientos, como ese tercer trapo, verde, que corono la bolsa.

vinimos a hablar del amarillo, la puerta de la comunicación, pero acabamos, como casi siempre, mezclando colores. A la puerta del centro de innovación del BBVA, banco Bilbao Vizcaya Argentaria, algo de vasco tienen estos chicos, pienso que no es extraño que me haya sentido como en casa, con mis pañuelos de fiesta, de Julio y de Setiembre, con mis trastes y mi madera, con Antonio y Silvia, compañeros de viaje y amigos, con el calor de los asistentes y el magnífico ReSpeto y apoyo por parte del equipo que encabeza Nacho.

el otoño acaba de empezar. Estamos de fiesta. La temporada de otoño invierno se abre en el centro de innovación del BBVA.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized por mikeloecorazon. Guarda el enlace permanente.

Acerca de mikeloecorazon

nacido en el país vasco (a los nuevos nos gusta levantar troncos y cortar piedras, de la misma forma que a nuestros padres les gustaba levantar piedras y cortar troncos), me gusta el sol y el mar, el color y el calor. Estar vivo es una gozada que tenemos todos los días. Reírnos y agradecer lo que tenemos también. En el mundo laboral he hecho un recorrido bastante interesante por la consultoría de organización, productividad / competitividad, auditorías de sistemas y procesos, consultoría en integración, formación, tecnologías de la información, y desarrollo de personas, equipos y organizaciones. Un camino entretenido, en el que he llegado a la sopa de piedras, al juego, y al gusto de compartir, al color y al círculo, ese sitio en el que las personas, tan diferentes pero iguales, construimos nuevas realidades. --- mi hijo Gorka me ha traído al mundo del juego desde el respeto a la persona de enfrente, todos somos iguales, un juego que es necesario re-descubrir y desarrollar en nuestras organizaciones y en el mundo laboral y social. --- y mi hija Maitane, mi hija pequeña, mi hija mayor, sólo tengo una hija, es parte de este descubrimiento que se llama "entornos de confianza", con la energía del azul clarito, el orgullo humilde, el orgullo sano, a disposición de la construcción de la casa común. --- en mi vida he aprendido de gente que contaba historias, mi primer abuelo, José, mi primer amigo, Gidor, mi primer jefe, Jesús, y ahora las cuento yo. --- desde ese ser que se descubre a sí mismo (yo me reconozco), y se comunica de forma des-inhibida, amarilla, y se encuentra con otras personas (yo te reconozco, y reconocemos juntas un entorno más amplio del que formamos parte y al que damos vida), para dar paso a la curiosidad, roja, que pinta puertas donde otras personas sólo ven paredes, una curiosidad que se convierte en actividad de crear, creatividad en innovación. desde el juego, cambiando reglas, y creando nuevos juegos, nuestros resultados son diferentes. y afortunadamente, mejores. hoy me considero una persona positiva, creativa y alegre, cariñosa, mezcladora y juguetona. un abrazo, Mikel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s