3 historias de “un mundo nuevo, ahora” (¿ah, sí?)

un mundo nuevo ahoraEn un cruce de correspondencia electrónica, ésa que va tan rápido que ni te enteras que ha llegado, con Dani, una persona encantadora que primero fue cliente para pasar a ser un cariño grande con el paso del tiempo, un amigo, me hace referencia a un libro que acaba de leer, de Eckhart Tolle, el poder del ahora.

Reviso la biblioteca y además de este libro de Tolle, coincido con Dani, un librazo, echo un ojo a “Todos los seres vivos somos uno”, un libro de citas, y “un mundo nuevo, ahora”, un libro que tengo la suerte de haber subrayado.

Abro el libro por tres marcas (hojas dobladas en la esquina inferior) que dejan señalado el camino, y me encuentro con 3 historias, fábulas o cuentos, de ésas que dejan un poso bonito, y que siempre es agradable compartir.

Si te parece bien, seguimos con la segunda de las tres

El maestro zen Hakuin viviía en una ciudad de Japón. Era muy respetado y mucha gente acudía a él en busca de enseñanzas espirituales. Sucedió que la hija adolescente de su vecino de al lado quedó embarazada. Interrogada por sus indignados y severos padres acerca de la identidad del padre, acabó diciéndoles que era Hakuin, en maestro zen. Furiosos, los padres corrieron a ver a Hakuin y le dijeron con grandes gritos y acusaciones que su hija había confesado que él era el padre. Lo único que respondió Hakuin fue” ¿Ah, sí?”

La noticia del escándalo se difundió por toda la ciudad y fuera de ella. El mestro perdió su reputación. Esto no le preocupó. Ya nadie iba a verlo. Permaneció impasible. Cuando nació el niño, los padres se lo llevaron a Hakuin. “Tú eres el padre, o sea qu cuida de él”. El maestro cuidó al bebé con cariño, Un año después, la madre, presa de remordimientos, confesó a sus padres que el verdadero padre del niño era el joven que trabajaba en la carnicería. Angustiados, corrieron a ver a Hakuin para disculparse y pedirle perdón. “Lo lamentamos mucho. Venimos a llevarnos al niño. Nuestra hija ha confesado que tú no eres el padre”. “¿Ah, sí?” se limitó a decir Hakuin mientras les entregaba el niño.

unmundonuevoahoramon   Así lo vimos…

En la explicación del texto, Tolle explica que Hakuin permite que la forma del momento, buena o mala, no importa cómo la etiquetemos, sea como es. De este modo no se convierte en un participante más del drama humano. Para él sólo existe el momento presente, y el presente es como es. Está tan en comunión con lo que ocurre, con lo que es, que lo que ocurre ya no tiene poder contra él.

Porque cuando no te resistes ante lo que ocurre, no estás a merced de ello, y el mundo no determina tu felicidad ni tu infelicidad.

En uno de los 5 ejercicios básicos que trabajamos desde oé corazón con nuestros grupos (yo pienso, yo siento, yo hago, …) tiene un espacio especial la ecuanimidad, esa característica del ánimo, virtud, o cualidad del alma, no sé cómo definirla, que nos permite encontrar ese nuevo contento.

eltoroencimamon

y no entrarle al trapo a la realidad de una forma tan salvaje…

Esta entrada fue publicada en 5 ejercicios para el desarrollo personal, autores, fuentes externas, Mikel, Ser Humano, yo me asombro y etiquetada , por mikeloecorazon. Guarda enlace permanente.

Acerca de mikeloecorazon

nacido en el país vasco (a los nuevos nos gusta levantar troncos y cortar piedras, de la misma forma que a nuestros padres les gustaba levantar piedras y cortar troncos), me gusta el sol y el mar, el color y el calor. Estar vivo es una gozada que tenemos todos los días. Reírnos y agradecer lo que tenemos también. En el mundo laboral he hecho un recorrido bastante interesante por la consultoría de organización, productividad / competitividad, auditorías de sistemas y procesos, consultoría en integración, formación, tecnologías de la información, y desarrollo de personas, equipos y organizaciones. Un camino entretenido, en el que he llegado a la sopa de piedras, al juego, y al gusto de compartir, al color y al círculo, ese sitio en el que las personas, tan diferentes pero iguales, construimos nuevas realidades. --- mi hijo Gorka me ha traído al mundo del juego desde el respeto a la persona de enfrente, todos somos iguales, un juego que es necesario re-descubrir y desarrollar en nuestras organizaciones y en el mundo laboral y social. --- y mi hija Maitane, mi hija pequeña, mi hija mayor, sólo tengo una hija, es parte de este descubrimiento que se llama "entornos de confianza", con la energía del azul clarito, el orgullo humilde, el orgullo sano, a disposición de la construcción de la casa común. --- en mi vida he aprendido de gente que contaba historias, mi primer abuelo, José, mi primer amigo, Gidor, mi primer jefe, Jesús, y ahora las cuento yo. --- desde ese ser que se descubre a sí mismo (yo me reconozco), y se comunica de forma des-inhibida, amarilla, y se encuentra con otras personas (yo te reconozco, y reconocemos juntas un entorno más amplio del que formamos parte y al que damos vida), para dar paso a la curiosidad, roja, que pinta puertas donde otras personas sólo ven paredes, una curiosidad que se convierte en actividad de crear, creatividad en innovación. desde el juego, cambiando reglas, y creando nuevos juegos, nuestros resultados son diferentes. y afortunadamente, mejores. hoy me considero una persona positiva, creativa y alegre, cariñosa, mezcladora y juguetona. un abrazo, Mikel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s