la e de oé corazon

laemonLos días que no tenemos nada especial que contar, a diferencia de lo que hacen en otros blogs, más cabales, nosotros seguimos contando cosas. Pueden ser interesantes o no, pero son nuestras cosas, pequeñas piedras que recogemos en el camino tan bonito que es la vida.

En un mundo en el que prima el resultado y los grandes objetivos cumplidos, lo grande, nosotros defendemos lo pequeño y el camino. De esta forma, siempre hay algo que contar, un resumen de lo vivido, lo más reciente, lo que nos ha pasado ayer, o hace un rato.

Por poner un ejemplo, según escribo estas líneas, en el correo me llegan en paralelo:

– una nueva funcionalidad de linkedin, para escibir posts,

– una invitación a participar en una actividad de la fundación el Arte de Vivir,

– y una denuncia de Avaaz denunciando una violación de unas niñas en la India.

Siempre, siempre tenemos algo que contar, si nos calzamos las gafas de nuestras creencias, de nuestras pasiones y de nuestros valores, los tres elementos que nos ayudan en nuestro cotidiano vivir a pensar, sentir y vivir la vida, en eso que se conoce como experiencias.

Hoy, en pleno proceso de lanzamiento de un programa que hemos denominado temporalmente “los fuegos artificiales y el tran tran del tren”, qué nombre más diferente, hago un zoom a varias piedras del camino.

Nuestros colores, azul, verde, rojo y amarillo, como el parchís, se han ido ordenando en estos tres añitos. El azul (valores, intangibles y elevados, como el cielo), el verde (como la tierra y el césped, como la vida sana), el amarillo, ese color que nunca me ha gustado mucho y que ahora acepto (en representación de la desinhibición, que facilita la comunicación, ese sol que nos calienta) y el rojo (la pasión, curiosidad que se convierte en creatividad, actividad de crear y de innovación), se han ordenado.

El azul arriba y el verde abajo conforman la vertical de la persona adulta. Antes no estaban así. 

4coloresorigen

El amarillo a la izquierda y el rojo a la derecha. Antes de una reunión con Tomás, el que fuera mi jefe en Aenor hace ya más de 15 años, cómo pasa el tiempo, Calimero, estaban justo al revés. Con Tomás, un día en su casa en Vitoria, qué parecido a victoria, repasamos el para qué de oé corazón, en su intención de facilitar el desarrollo de organizaciones innovadoras. En esa reunión pinté un cohete rojo en una página de esa agenda que me acompaña, y el cohete salía de la derecha, porque de alguna forma quería avanzar y no retroceder. Si fuese musulmán, o hebreo, ahora lo pienso, el rojo estaría a la izquierda. Todo es relativo si lo piensas bien.

coheteazul

En una reunión en Barcelona, con Joan Pau, amigo de Prepárate, reviví un proceso de consultoría en una organización cliente en el que los valores bajan a nivel de comportamientos. Del azul arriba, al verde abajo. Una flecha que lo representa.

azulverde

y hé ahí que nos encontramos con un proceso en el que empezando por el cuentacuentos, amarillo, subimos a los valores y el cielo, azul, para bajarlos a la tierra, al pasto, al verde, y que continúa, si todo va bien, y el ecosistema está iluminado y regado convenientemente, hacia el rojo de la innovación.

Trazo en el aire el dibujo y me encuentro oeste hacia el este, subimos al norte, bajamos al sur, acercándonos por el oeste a la pista de aterrizaje, y seguimos hacia el este, y con la fuerza que llevamos subimos, subimos, subimos, y hemos pintado una peculiar e.

lae3

Esta e, es la e de espíritu, una palabra que en el mundo de los negocios no se usa, porque suena mal. Desde nuestro comienzo, desde la constitución de organizaciones con espíritu y corazón s.l., cuyo acrónimo es oé corazón, reconocemos el elemento espiritual de una organización, un componente que se hace muy visible cuando en una organización las personas vivimos los valores de la organización.

En ese ejercicio, todas las personas contribuyen a la creación de un hoy mejor, ayudando a crear, a hacer cierto en la tierra algo que sólo estaba en el azul del cielo, y en un primer pensamiento de alguien relacionado con algo que podría llegar a ser.

Han pasado tres años de aquella reunión con Dani Beteta en Gestamp Toledo, qué bueno, Dani, en la que se origina el nombre de nuestra organización, en una reunión en la que un cuadrado se convirtió en 4 triángulos representando la cabeza, el cuerpo, el corazón y el espíritu.

3 añitos, qué bonito número, en los que se va gestando poco a poco el significado de lo que hemos venido a hacer,  traer el azul al verde, los valores a comportamientos, y el cielo a la tierra,con un para qué y un desde dónde tan nuestros.

laemon   Así lo vimos…

La é de oé corazón se vive en el cuentacuentos, y en un proceso de bucear en el sí (que las personas formales denominan cumbres de indagación apreciativa), que dan forma a uno de nuestros programas diferenciales.

“los fuegos artificiales y el tran tran del tren” habla de 2 formas para elevar la moral, ilusión y energía de una organización, y para fomentar que la organización viva conforme a sus valores para traer el cielo a la tierra, y el azul al verde.

habla de una de juegos artificiales (un evento en el que desarrollar y juntar toda la energía positiva y voluntades del sistema) para empezar,

y de la energía del tran tran del tren (la fuerza del acompañar en el día a día), por medio del cuentacuentos, para afianzar esa nueva forma de trabajar desde las personas, desde lo positivo, desde las fortalezas y el sí.

si quieres más info siempre te puedes bajar una de nuestras presentaciones. Cualquier día de estos cuento una historia sobre la magia de la plastilina.

 

juegos artificiales y el tran tran del tren

 

Esta entrada fue publicada en 4 colores, 4 elementos, amarillo, azul, biografía, community manager 3.0, corazón, cualidades del alma, espíritu, los fuegos artificiales y el tran tran del tren, rojo, serenidad, verde por mikeloecorazon. Guarda el enlace permanente.

Acerca de mikeloecorazon

nacido en el país vasco (a los nuevos nos gusta levantar troncos y cortar piedras, de la misma forma que a nuestros padres les gustaba levantar piedras y cortar troncos), me gusta el sol y el mar, el color y el calor. Estar vivo es una gozada que tenemos todos los días. Reírnos y agradecer lo que tenemos también. En el mundo laboral he hecho un recorrido bastante interesante por la consultoría de organización, productividad / competitividad, auditorías de sistemas y procesos, consultoría en integración, formación, tecnologías de la información, y desarrollo positivo de personas, equipos y organizaciones. Un camino entretenido, en el que he llegado a la sopa de piedras, al juego, y al gusto de compartir, al color y al círculo, ese sitio desde el que las personas, tan diferentes pero iguales, construimos nuevas realidades. hoy acepto que esto no va de tirar ni de empujar, sino de ponerle calorcito y color, de hacer 3 aperturas a nivel personal, de dar 3 pasitos nuevos, y dar 3 abrazoTs (a mí misma, a ti, a la vida), de acompañar el desarrollo de ecosistemas propicios para el desarrollo de la conciencia, de la libertad, desde el amor. me considero una persona positiva, creativa y alegre, cariñosa, mezcladora y juguetona. un abrazo, Mikel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s