adentro, arriba, afuera (otra vez el tres)

caballoHoy traemos un pensamiento muy liberador.

Lo hemos comentado muchas veces: adentro (los tesoros), arriba (el Tesoro), afuera (la vida plena).

Adentro: contactando con el alma que somos y de la que nos hemos olvidado al encarnar.

Arriba: fundiéndonos con el Alma Universal, con Brahma, con Dios, el Padre.

Afuera: viviendo cada pensamiento y cada acto desde la consciencia de la Unidad y de la Plenitud.

El día que hayamos construido ese triángulo nos miraremos los unos a los otros con otros ojos.

Los ojos de la compasión y del amor.

Las verdes praderas de las que habla la Biblia, las hermosas praderas de la imagen…

“Todo lo que existe en el universo está contenido en este principio que todos nosotros poseemos: nuestra alma superior. Esta alma superior que toca el Cielo es una emanación de Dios mismo. Al encarnarnos en la materia, perdimos el contacto con esta alma que, sin embargo, habita en nosotros. Pero si tratamos de conocerla, si nos identificamos con ella, nos acercamos a nuestro verdadero ser: nuestra conciencia se eleva, sus vibraciones se hacen más intensas y, un día, se funde en la conciencia del Alma universal: entonces solo somos uno con el Creador y con toda la creación.

Esta verdad de que poseemos en nosotros una quintaesencia de todo lo que existe en el universo, no debe quedarse en una idea abstracta. Debemos vivirla y, por tanto, buscar, explorar, profundizar, para restablecer en nuestra conciencia todos estos tesoros que hay enterrados en nosotros.”.

Omraam Mikhaël Aïvanhov (1900-86). Pensamientos cotidianos, Editorial Prosveta. Imagen, dehesa a las afueras de Madrid, 16 de marzo 2014 (Olga melero)

anantamon Así lo vimos…

Comentarios arriba, de Joaquín Tamames, fundación ananta.

Joaquín, de vuelta del paseo de ayer por la tarde en la cárcel en Ávila, muchas gracias por invitarme a compartir y a aprehender, no hay que descartar nunca esa capacidad de hacer nuestro, me conecto con la meditación preciosa que guiaste, 1 adentro, 2 arriba y 3 afuera, en esa secuencia, no al revés, y pienso en todos los treses que hay a nuestro alrededor. Más de 20 mujeres en la sala ayer, a tu alrededor, en ese círculo oblongo tan particular, en que todos estamos alrededor de todos. Pienso en el trabajo fundamental, el 1 – 2, y la influencia del uno y del dos  en el mundo, en todas las formas del 3.

123ananta

Me acuerdo del silencio, objeto de la reflexión de ayer, el silencio externo, ese que se manifiesta en el mundo de los objetos, en las cosas, ese ruido exterior que se propaga con la palabra y el tam-tam, con el famoso “alguien dice que…”, como si ese alguien no tuviese nombre y apellidos nunca, y por supuesto no soy yo, y de ese ruido interior, de esa cabeza parlanchina interior.

Me acuerdo de un tiempo hace 3 años en el que un joven, que esta vez sí soy yo, estaba en el desierto de la separación, con una incesante conversación interior. Eso sí que era conversar, sí, señor, creo que nunca he “hablado” más. Me acuerdo del bueno de Artemio que me invitó a un taller de la fundación del Arte de Vivir, para bajar un punto al extrés, y para habitar un poco mejor esa casa interior, en la que al estímulo no siempre le sigue la reacción reflejo, porque hay un Ser interior que habita la casa y algo tiene que decir. Me acuerdo de una dinámica de escribir diariamente en un diario, que hoy se ha convertido en trazar unas líneas sobre un post, y de un segundo taller, esta vez del Arte del Silencio, donde descubrí que mi casa, mi oficina y mi vida estaba llena de eso que me daba no mucho tiempo antes tanto miedo, silencio sin más.

El desierto va quedando un poco más lejos, ya son tres años, y voy aprendiendo a hacer ruido externo y silencio externo, ahora un poco de streaming, ahora no, y a hacer silencio interno, seleccionando, poco a poco, conversaciones en las que participar.

Gracias por ayudarme a recordar, Joaquín, porque quien recuerda vuelve a vivir.

Joaquín, muchas gracias por la invitación a acompañarte, y por una tarde plagada de conversaciones y silencio, una tarde diferente, de ventarrón y de paz, un placer siempre, Joaquín.

123anantamon    así lo vimos…

desde el círculo, con la fuerza del 3, mira que hay cosas por hacer!!!

Esta entrada fue publicada en autores, el círculo, fuentes externas, fundación ananta, Joaquín Tamames, serenidad por mikeloecorazon. Guarda el enlace permanente.

Acerca de mikeloecorazon

nacido en el país vasco (a los nuevos nos gusta levantar troncos y cortar piedras, de la misma forma que a nuestros padres les gustaba levantar piedras y cortar troncos), me gusta el sol y el mar, el color y el calor. Estar vivo es una gozada que tenemos todos los días. Reírnos y agradecer lo que tenemos también. En el mundo laboral he hecho un recorrido bastante interesante por la consultoría de organización, productividad / competitividad, auditorías de sistemas y procesos, consultoría en integración, formación, tecnologías de la información, y desarrollo positivo de personas, equipos y organizaciones. Un camino entretenido, en el que he llegado a la sopa de piedras, al juego, y al gusto de compartir, al color y al círculo, ese sitio desde el que las personas, tan diferentes pero iguales, construimos nuevas realidades. hoy acepto que esto no va de tirar ni de empujar, sino de ponerle calorcito y color, de hacer 3 aperturas a nivel personal, de dar 3 pasitos nuevos, y dar 3 abrazoTs (a mí misma, a ti, a la vida), de acompañar el desarrollo de ecosistemas propicios para el desarrollo de la conciencia, de la libertad, desde el amor. me considero una persona positiva, creativa y alegre, cariñosa, mezcladora y juguetona. un abrazo, Mikel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s