6 ingredientes para una historia que pega (Juan Carlos tercero, donde tus sueños te lleven)

dondetussueñostellevenmonHace unos años tuve la suerte de ser invitado al primer congreso de las ideas, que se celebró en Puebla. En este congreso a todos los ponentes, personalidades de renombre mundial, investigadoras, escritores, científicas, divulgadores, personas sesudas todas ellas, les animaron a leer un libro, para que aquilataran su saber, y su mensaje, en 10 minutos, por medio de una historia que tuviese 6 ingredientes.

Como no nos gustan las listas, por lo estructurado, por lo cerrado, por lo sintético, te animamos a que pienses en los 6 ingredientes a partir de ejemplos, como el que sigue a continuación. Y si te parece, vamos uno a uno. Después de la sucesión de hechos (ingrediente 6), y creíble (ingrediente 5), vamos a por el ingrediente 4, esta vez sin vídeo, pero con libro.

dondetussueñostelleven

Es sábado por la noche y nos hemos juntado a cenar con Karmele y con Juan Carlos tercero, no como Juan Carlos I, rey de España. Juan Carlos tercero es la pareja de Karmele, mi amiga más vieja (de hace más tiempo). Nos conocemos de hace tanto tiempo, o hace tanto tiempo que nos conocemos, que casi no tengo claro si es amiga o hermana, ahí le va. Karmele, cuando la conocí tenía un novio, que se convirtió con el tiempo en esposo que se llamaba Jonkar (Jon Karla, traducción al euskera de Juan Carlos). Me acuerdo cuando jugábamos juntos al futbito un grupo de amigos, entre los que se encuentra mi cuadrilla de toda la vida, Josu, Contritx (Javier) y Urkitx (Javi), e Iker, compañero del insti, Iñaki, Gorka, hermanos de Javi los dos, un grupo de conocidos y amigos que de alguna forma junté. Hace 3 años, cuando me separé, Karmele, ahora divorciada, empezó a salir con Juan Carlos, otro chico muy majo, que conoció en bailes latinos, una afición tardía, no por tardía peor, un regalo en la nueva vida de Karmele. Y el sábado, en un paseo que se convirtió en cena, en el que yo le presento a Silvia, mi pareja, ella aprovecha, ya de paso, para presentarle a Juan Carlos tercero, porque por lo visto, no hay dos sin tres.

En eso estábamos riéndonos en la mesa, de tontería y media que hacemos los hombres y las mujeres, y Juan Carlos nos comienza a hablar de su verano en la India, después de un tiempo de movimiento interior y una serie de circunstancias que le llevan ahí, circunstancias o casualidades entre las que se encuentran el libro que escribe Javier Iriondo, donde tus sueños te lleven, un libro de autoayuda novelado que tiene como escenario el Himalaya.

Juan Carlos tercero se fue hasta la India a vivir un poco de lo que Javier cuenta en su libro de meditación, de contacto con el ser, con la privación, con la no necesidad, el no tiempo, con el fluir. Juan Carlos abre su móvil, y nos muestra con la ayuda del álbum de imágenes, las cuatro semanas que pasó en las estribaciones del Himalaya, y de los personajes y compañeras de aventuras, de los guías y de las costumbres, de las peripecias del viaje, peripecias y vivencias del camino mil.

La conversación gira hacia las relaciones, y el uso de wasap, y las diferencias del uso de los corazones entre hombres y mujeres, la expresión de la emocionalidad. Juan Carlos nos deleita con los últimos correos que le ha mandado a Karmele, 13 filas cargadas de corazones, y nos explica como pica de uno en uno, 100, 101, 102, 103, porque el wasap no tiene funciones de copia, corazón tras corazón. También nos cuenta que esta semana Karmele le ha vuelto a dejar. Le miro a Silvia, y no sé por qué, entre risa y risa, la conversación se me hace tremendamente familiar.

y terminamos con la importancia que le da Karmele a aprender a fluir en la vida. Sobre la mesa pintamos cuadrículas mentales, la de Juan Carlos, la de Karmele, la de Silvia y la mía, cuádriculas que forman patrones mentales, hábitos y comportamientos, que forman, pasito a pasito, nuestro día a día, y con pasos y más pasos, nuestro destino.

Vamos cerrando la noche, y reviso sus temas de conversación.

3. Hoy hemos pasado por el Corte Inglés de Bilbao. Silvia buscaba un libro de Miriam Subirana, que no tenían. En su lugar se ha comprado, “Mikel, ¿qué tal es este libro?, Fluir.

2. las emociones y el uso del wasap, esta semana me ha vuelto a dejar porque no expreso mis sentimientos, este joven no me deja de calcar.

1. Donde tus sueños te lleven, como motivación del viaje a la India. Este mismo lunes Silvia y yo nos hemos juntado a comer en Valencia con Javier Iriondo, autor del libro, con el que coincidimos en el congreso Ponte a punto en Pontevedra, allá por Noviembre, y al que, quién sabe por qué, hemos buscado y se ha presentado en nuestra vida este lunes, hace apenas 5 días.

3, 2, 1, uno, dos, tres

6, 5, 4, este es el tercer ingrediente para hacer una historia, unívocamente inesperada. La vida, me lo crea o no, no me deja de sorprender. El guionista, otra vez, nuevamente, y no para, y no para, porque no deja de crear coincidencias sorprendentes, me ha dejado alucinando.

El cuarto ingrediente de esta serie, unívocamente inesperada, lo podemos traducir como oh, sorpresa!!!, ese giro que tiene un guión que te lleva a prestar atención.

dondetussueñostellevenmon   Así lo hemos visto…

Tengo que contactar con Javier, y comentarle que he coincidido con un admirador suyo, Juan Carlos tercero, que le regaló a Karmele, mi mejor amiga, su libro, mientras a mi lado, Silvia, termina ese mismo libro, que yo compré antes de visitarle, y que Silvia, sentada delante de Karmele, su espejo, está a punto de acabar.

Les miro nuevamente a Juan Carlos y a Karmele, les veo divertidos, juguetones, sonrientes, les veo cercanos, les veo bien. Le echo una mirada a Silvia, me acerco, y le paso el brazo por encima del hombro. Estamos a sábado por la noche, en un bar precioso, delante de un espejo raro en el que mirarnos. Silvia, después de estar casada con Javier, tuvo otra pareja, a la que le sigo yo. Pensando si no seré Javier tercero, me marcho tranquilo, contento, con una sonrisa en el alma, a descansar. Les he visto tan bien…

Y si soy sincero, estas últimas líneas nos llevan directamente al tercer ingrediente de las historias que pegan: emotiva, ese componente que nos hace conectar desde otro sitio con la historia, desde la emoción, desde los sentimientos hacia las personas, tan lejos de los datos, las estadísticas y de la abstracción.

Este post forma parte de la metodología de organizaciones que cuentan cuentos, y de nuestra peculiar forma de hacer las recetas, y visualizar los ingredientes.

6 ingredientes para una receta de éxito, una receta que empezamos por el sexto, sucesión de hechos, que siguió en el quinto, creíble, y que hoy continua con el cuarto, unívocamente inesperada, oh, sorpresa!!!, y el tercero, emotiva.

Esta entrada fue publicada en autores, community manager 3.0, community manager 3.0, fuentes externas, los 6 ingredientes para una historia que pega, Mikel por mikeloecorazon. Guarda el enlace permanente.

Acerca de mikeloecorazon

nacido en el país vasco (a los nuevos nos gusta levantar troncos y cortar piedras, de la misma forma que a nuestros padres les gustaba levantar piedras y cortar troncos), me gusta el sol y el mar, el color y el calor. Estar vivo es una gozada que tenemos todos los días. Reírnos y agradecer lo que tenemos también. En el mundo laboral he hecho un recorrido bastante interesante por la consultoría de organización, productividad / competitividad, auditorías de sistemas y procesos, consultoría en integración, formación, tecnologías de la información, y desarrollo de personas, equipos y organizaciones. Un camino entretenido, en el que he llegado a la sopa de piedras, al juego, y al gusto de compartir, al color y al círculo, ese sitio en el que las personas, tan diferentes pero iguales, construimos nuevas realidades. --- mi hijo Gorka me ha traído al mundo del juego desde el respeto a la persona de enfrente, todos somos iguales, un juego que es necesario re-descubrir y desarrollar en nuestras organizaciones y en el mundo laboral y social. --- y mi hija Maitane, mi hija pequeña, mi hija mayor, sólo tengo una hija, es parte de este descubrimiento que se llama "entornos de confianza", con la energía del azul clarito, el orgullo humilde, el orgullo sano, a disposición de la construcción de la casa común. --- en mi vida he aprendido de gente que contaba historias, mi primer abuelo, José, mi primer amigo, Gidor, mi primer jefe, Jesús, y ahora las cuento yo. --- desde ese ser que se descubre a sí mismo (yo me reconozco), y se comunica de forma des-inhibida, amarilla, y se encuentra con otras personas (yo te reconozco, y reconocemos juntas un entorno más amplio del que formamos parte y al que damos vida), para dar paso a la curiosidad, roja, que pinta puertas donde otras personas sólo ven paredes, una curiosidad que se convierte en actividad de crear, creatividad en innovación. desde el juego, cambiando reglas, y creando nuevos juegos, nuestros resultados son diferentes. y afortunadamente, mejores. hoy me considero una persona positiva, creativa y alegre, cariñosa, mezcladora y juguetona. un abrazo, Mikel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s