6 ingredientes para una historia que pega (la tren-bucle-ta)

trebucletaHace unos años tuve la suerte de ser invitado al primer congreso de las ideas, que se celebró en Puebla. En este congreso a todos los ponentes, personalidades de renombre mundial, investigadoras, escritores, científicas, divulgadores, personas sesudas todas ellas, les animaron a leer un libro, para que aquilataran su saber, y su mensaje, en 10 minutos, por medio de una historia que tuviese 6 ingredientes.

Como no nos gustan las listas, por lo estructurado, por lo cerrado, por lo sintético, te animamos a que pienses en los 6 ingredientes a partir de ejemplos, como el que sigue a continuación. Y si te parece, vamos uno a uno. Y como el sexto ya es historia, vamos a por el quinto ingrediente, también con un video de ejemplo. Como en el caso anterior, puedes hacer el ejercicio de imaginar, cuál será, cuál será.

Pues sí, el quinto ingrediente para que una historia pegue, es que sea una historia auténtica. Mi abuelo los llamaba “susedidos”. Te los crees porque es imposible no creer. En vez de una historia loca de Hollywood, un guión lleno de soldados y metralletas, explosiones y matones, abogados ricos en la torre más alta de Chicago, una historia cercana tiene el aroma de lo auténtico, de lo real.

En el libro que les regalaron a los ponentes para que estructuraran (para compartir) su saber, le llaman de una forma diferente: creíble, que viene a ser lo anterior. Es creíble porque es auténtica, porque destila verosimilitud.

Si lo piensas, aunque a veces la realidad supera a la ficción, la vida, también la tuya, está llena de historias creíbles, algunas magníficas. Las puedes contar por cientos, por miles, son los “susedidos” de tu vida. Sucesos que puedes pasar a relatar en cualquier momento.

Y si necesitas encontrar más historias, saliendo de tu propia vida, hay una fuente inagotable. En tu familia, en tus conocidos, en tus amigos. El pasado fin de semana, por poner sólo un ejemplo, fui a Bilbao, en el que no nos pudimos juntar con mi cuadrilla de toda la vida, Josu, Contritx y Urkitx, 3 amigos, para celebrar el cumpleaños de Contreras, una buena historia, pero en el que nos dio tiempo, casi sin hacer nada, para juntarnos con 5, Tomás, Karmele, Juan Carlos, Gidor y Amaia. Para empezar paramos en Vitoria con Tomás, mi segundo jefe, una persona que me ayudó un mundo en su día en mi desarrollo personal y me sigue acompañando en la actualidad, muchos años después. Él nos regala esta historia de hoy. El sábado nos juntamos a cenar con Karmele y Juan Carlos, en el Peñón, en Getxo, un cafetería preciosa, por la mañana y por la noche, escenario magnífico en el que nos contaron otra historia con sorpresa, que será el cuarto ingrediente de esta serie, quién sabe si es la historia de mañana, y el domingo, de vuelta ya hacia Madrid, haciendo un pequeño desvío, comimos en Zarautz con Gidor y Amaia, historias para dar y tomar. Sus vidas son historias. Historias que merece la pena contar, versionar, compartir. Historias llenas de humor, de sorpresas, de emoción, de autenticidad.

Pero fundamentalmente, si  nos ceñimos al quinto ingrediente, historias auténticas, que además de todo, son ciertas. Mi abuelo los llamaba “susedidos”. Será por eso que destilan credibilidad.

trenbucletamon   Así lo hemos visto…

Llego el lunes por la mañana a la oficina, abro el ordenador, y recibo 3 correos de Tomás. En el primero, al final de unos temas relacionados con el trabajo, ideas y proyectos, se encuentra esta perla de la autenticidad. Veo a Tomás, con unos cuantos años menos, en un video, no un montaje, de unas vacaciones que realizó unos años atrás, en un extraño artilugio que denominaron trenbucleta (su origen, la mezcla de tren, buque y bicicleta), aprovechando las vías muertas del tren, del que había oído hablar, y ahora veo. Un viaje auténtico, lleno de personas auténticas, una historia real.

Escucho la narración, los comentarios de Javi, Tomás y Maribel, la primera idea, de juntar velas y pedales sobre una plataforma de tren, 3, la el tercer intento, en el que mejoramos el primer invento, fallido, y el segundo, también fallido, hasta llegar al 3, historias de pueblos que vieron aparecer el tren, y de pueblos que esperan que vuelva, de un grupo de amigos que se montó en un sueño de un par de innovadores, de una jardinera, también conocida como cortacésped, de 5 velocidades que se convirtió en motor.

Este post forma parte de la metodología de organizaciones que cuentan cuentos, y de nuestra peculiar forma de hacer las recetas, y visualizar los ingredientes.

6 ingredientes para una receta de éxito, siguiendo por el quinto.

Esta entrada fue publicada en autores, community manager 3.0, community manager 3.0, fuentes externas, los 6 ingredientes para una historia que pega, Mikel por mikeloecorazon. Guarda el enlace permanente.

Acerca de mikeloecorazon

nacido en el país vasco (a los nuevos nos gusta levantar troncos y cortar piedras, de la misma forma que a nuestros padres les gustaba levantar piedras y cortar troncos), me gusta el sol y el mar, el color y el calor. Estar vivo es una gozada que tenemos todos los días. Reírnos y agradecer lo que tenemos también. En el mundo laboral he hecho un recorrido bastante interesante por la consultoría de organización, productividad / competitividad, auditorías de sistemas y procesos, consultoría en integración, formación, tecnologías de la información, y desarrollo de personas, equipos y organizaciones. Un camino entretenido, en el que he llegado a la sopa de piedras, al juego, y al gusto de compartir, al color y al círculo, ese sitio en el que las personas, tan diferentes pero iguales, construimos nuevas realidades. --- mi hijo Gorka me ha traído al mundo del juego desde el respeto a la persona de enfrente, todos somos iguales, un juego que es necesario re-descubrir y desarrollar en nuestras organizaciones y en el mundo laboral y social. --- y mi hija Maitane, mi hija pequeña, mi hija mayor, sólo tengo una hija, es parte de este descubrimiento que se llama "entornos de confianza", con la energía del azul clarito, el orgullo humilde, el orgullo sano, a disposición de la construcción de la casa común. --- en mi vida he aprendido de gente que contaba historias, mi primer abuelo, José, mi primer amigo, Gidor, mi primer jefe, Jesús, y ahora las cuento yo. --- desde ese ser que se descubre a sí mismo (yo me reconozco), y se comunica de forma des-inhibida, amarilla, y se encuentra con otras personas (yo te reconozco, y reconocemos juntas un entorno más amplio del que formamos parte y al que damos vida), para dar paso a la curiosidad, roja, que pinta puertas donde otras personas sólo ven paredes, una curiosidad que se convierte en actividad de crear, creatividad en innovación. desde el juego, cambiando reglas, y creando nuevos juegos, nuestros resultados son diferentes. y afortunadamente, mejores. hoy me considero una persona positiva, creativa y alegre, cariñosa, mezcladora y juguetona. un abrazo, Mikel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s