Mandela no ha muerto, viva Mandela!!!

mandela A veces nos hace falta que alguien muera para que nos encontremos con un resumen de su vida en una revista, en un periódico, en un telediario o en un programa de opinión. O que se encuentre cerca de la muerte. Y justamente eso es lo que me ha pasado con la no-muerte de Mandela y una revista que recogí en la escuela de música de mi pueblo. Me encantaron dos hojas en las que recogían citas de su vida. Era la última. Dudaba entre llevármela o dejarla. Me puse a sacar fotos a las citas con el móvil. El bedel paró el proceso, con un espontáneo “llévesela, para eso están”. Hoy esa revista está en mi biblioteca pero ha tenido un uso previo. Yo utilicé la revista con Gorka. En vez de darle una clase de moralina, le pedí que me leyese las citas que aparecían desde el asiento de copiloto, mientras yo conducía de vuelta a casa. Total, estaba leyendo a un señor que se llama Mandela, no a su padre. Reproduzco las citas, que no tienen desperdicio y luego seguimos.

“No puede haber una revelación más intensa del alma de una sociedad que la forma en la que trata a sus niños”.

“No es valiente aquel que no tiene miedo sino el que sabe conquistarlo”.

“Una buena cabeza y un buen corazón son una combinación formidable”.

“La educación es el arma más poderosa que puedes utilizar para cambiar el mundo”.

“La mayor gloria no es nunca caer, sino levantarse siempre”.

“Después de escalar una montaña muy alta, descubrimos que hay muchas otras montañas por escalar”.

“Me gustan los amigos que tienen pensamientos independientes, porque te hacen ver los problemas desde todos los ángulos”.

“Todo parece imposible hasta que se hace”.

“La prisión es una tremenda educación en la paciencia y la perseverancia”.

“Mi ideal más querido el de una sociedad libre y democrática en la que todos podamos vivir en armonía y con iguales posibilidades”.

“Nunca pienso en el tiempo que he perdido. Lo que hago es desarrollar un programa que ya está ahí, que está trazado para mí”.

“Porque ser libre no es solamente destarse las propias cadenas, sino vivir de una forma que respete y mejore la libertad de los demás”.

“Yo no tenía una creencia específica, excepto que nuestra causa era justa, era muy fuerte y que estaba ganando cada vez más y más apoyo”.

“Debemos usar el tiempo sabiamente y darnos cuenta que siempre es el tiempo oportuno para hacer las cosas bien”.

“Si yo tuviera el tiempo en mis manos haría lo mismo otra vez. Lo mismo que haría cualquier hombre que se atreva a llamarse a sí mismo un hombre”.

“Sueño un África en paz consigo misma”.

“La muerte es algo inevitable. Cuando un hombre ha hecho lo que él considera como su deber para con su pueblo y su país, puede descansar en paz. Creo que he hecho ese esfuerzo y que, por lo tanto, dormiré por toda la eternidad”.

“Los verdaderos líderes deben estar dispuestos a sacrificarlo todo por la libertad de su pueblo”.

Releo las frases y busco la revista para escanear la imagen de la portada. No la encuentro y accedo a la Wikipedia, ese gran invento que tiene el sello de compartir como apellido. Me extraña que no figure la fecha de su muerte. Yo lo hacía muerto. ¿Tal vez me confundí al escuchar la radio? Reviso las noticias y una con fecha de esta semana indica que Mandela abandona el hospital de Pretoria aunque su estado sigue siendo crítico.

Reflexiono sobre lo que me ha pasado, este lapsus, y me hace gracia. Todos podemos honrar a los grandes hombres de nuestro tiempo cuando están vivos, en vez de cuando ya han muerto. Y podemos hacer de nuestro día un reconocimiento vivo a esos principios con los que comulgamos, en vez de hacer un uso navideño (una vez al año y en espacio reducido, no se vaya a gastar) de nuestra moral.

Yo trabajo hoy por una sociedad en la que la educación es importante, y no sólo de los jóvenes, que lo es, sino la de los mayores. Y no sólo en nuestras casas, también en el trabajo. Principios de buen trato (yo me bien-trato, para bien-tratar-te a ti) que se extienden en toda la organización. En una marea de abajo hacia arriba, aguas arriba, si el fenómeno no se da al revés.

En un libro que estoy leyendo por casualidad estos días, los 11 pasos de la magia, Parise indica que sólo hace falta el despertar de la raíz cuadrada del uno por ciento de la humanidad para que toda la humanidad avance. Creo que en sus cuentas 7000 millones de personas necesitan de la evolución de 8600 a nivel planetario.

No sé qué nivel de conciencia tienen que alcanzar esas 8600 personas para que el cambio de conciencia sea posible, ni el porcentaje del personal de una organización necesario para que un esquema de buen trato se instale en la misma. Ni las características de esas personas.

Sólo espero que no nos hagan falta 8600 personas como Mandela para cambiar el planeta, ni las organizaciones en las que habitamos, nos desempeñamos  y nos desarrollamos. Tal vez un perfil menos contundente sea posible para conseguir un cambio. Pienso eso y creo en mis capacidades para obrar ese pequeño cambio que hace la diferencia. Pienso en eso y creo en tus capacidades para obrar el milagro.

En cualquier caso, muchas gracias, Mandela, por tu ejemplo.

mandelamon

Así lo vimos…

Mandela pasó más de 27 años de su vida en una pena que era a cadena perpetua, y nos cuenta que “Nunca pienso en el tiempo que he perdido. Solo desarrollo un programa que ya está ahí, que está trazado para mí“, o que “La prisión es una tremenda educación en la paciencia y la perseverancia”.

Hace unos años ya que preparamos materiales para el desarrollo de personas con base en Invictus, trama con base real, que se desarrolla en la preparación y desarrollo de la Copa Mundial de Rugby de 1995, organizada por Sudáfrica, una competición que gana, contra todo pronóstico y lógica, la selección anfitriona. Si no creemos en los milagros, un hecho imposible. Si tiramos de hemeroteca, como dice Mandela, “Todo parece imposible hasta que se hace”, Sudáfrica ganó ese mundial, con el liderazgo inspiracional de su presidente.

Hoy tenemos una cosa más que celebrar. Mandela, uno de los grandes faros de nuestra humanidad, no ha muerto. Viva Mandela.

Esta entrada fue publicada en 4 elementos, autores, coraje, cualidades del alma, educación, ejemplo, encontrar la voz, espíritu, Mikel, perseverancia y etiquetada por mikeloecorazon. Guarda enlace permanente.

Acerca de mikeloecorazon

nacido en el país vasco (a los nuevos nos gusta levantar troncos y cortar piedras, de la misma forma que a nuestros padres les gustaba levantar piedras y cortar troncos), me gusta el sol y el mar, el color y el calor. Estar vivo es una gozada que tenemos todos los días. Reírnos y agradecer lo que tenemos también. En el mundo laboral he hecho un recorrido bastante interesante por la consultoría de organización, productividad / competitividad, auditorías de sistemas y procesos, consultoría en integración, formación, tecnologías de la información, y desarrollo positivo de personas, equipos y organizaciones. Un camino entretenido, en el que he llegado a la sopa de piedras, al juego, y al gusto de compartir, al color y al círculo, ese sitio desde el que las personas, tan diferentes pero iguales, construimos nuevas realidades. hoy acepto que esto no va de tirar ni de empujar, sino de ponerle calorcito y color, de hacer 3 aperturas a nivel personal, de dar 3 pasitos nuevos, y dar 3 abrazoTs (a mí misma, a ti, a la vida), de acompañar el desarrollo de ecosistemas propicios para el desarrollo de la conciencia, de la libertad, desde el amor. me considero una persona positiva, creativa y alegre, cariñosa, mezcladora y juguetona. un abrazo, Mikel

3 pensamientos en “Mandela no ha muerto, viva Mandela!!!

    • Luismi, te presto la revista y se la aplicas a Itsaso, y así comparten suerte.
      Y no me olvides de pegarte una colleja el próximo día que te vea.
      Feliz viernes.
      Un abrazo, Mikel

      Para el que no lo sepa, Luismi es experto en estudios de mercado y comunicación, y la persona que me animó a crear el blog de oé corazón, y la estrategia de difusión en linkedIn. Muchas gracias, Luismi. Un viernes luminoso con tu sonrisa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s