sinoloveonomelocreo 15: I-rresponsables, responsables por todo, co-dependientes

15 ñ I-rresponsables, responsables por todo, co-dependientes.

Andando caminos, creando relaciones, haciendo sopas de piedras (concepto extraño que necesitamos sí o sí explicar), nos plantamos a finales de año, mientras seguimos trabajando en el desarrollo de personas, equipos y organizaciones.  Quién sabe por qué, un día me volví a juntar con Roberto MARTÍNEZ, amigo y gerente de la fundación masfamilia. Hablamos un poco de mi vida, un poco de la suya, un poco de trabajo, y coincidimos en una inquietud compartida: el concepto de la responsabilidad, un camino precioso a explorar.

Fundación masfamilia es, a buen seguro, la organización que más sabe de co-rresponsabilidad en España en el ámbito de la conciliación familiar (ese concepto que reconoce que somos personas que también trabajamos, en vez de trabajadores que también tienen una vida personal). Y yo soy una persona que, cuando tengo una idea clara, puedo jugar cualquier partido.

Jugar al mus y perder me encanta. La última partida que jugué me produce una sonrisa difícil de borrar. Un dos cero que parecía un paseo militar en toda la regla se convirtió en un agónico dos dos. La quinta vaca (o set, para los amantes del tenis), al mejor de 40 puntos, tuvo una igualdad increíble, 25-26, 28-27, 31-30, 34-34, 37-38, y perdimos jugando al punto (el que tuviese una suma del valor de las cuatro cartas mayor, con un máximo de 30), cartas al aire, 23, 26, yo tenía 28 de postre, Iván tenía 29 de mano, qué forma más divertida de perder. Porque un partido es bonito cuando juegan dos. Un paseo marcial está muy bien, pero no para aprender. Ni para disfrutar. Porque con un 5-0 el partido de fútbol hace rato que dejó de tener gracia, para los futbolistas. Y para el espectador.

En eso estuvimos, preparando una presentación para animar a un grupo de organizaciones punteras en España a compartir, y conversar, en un foro periódico, sobre el concepto y buenas prácticas en clave co-rresponsabilidad. Esa palabra tan rara encierra otra más sencilla y que seguro que entiendes mejor: trueque. Porque cuando hablamos de i-rresponsabilidad, estamos hablando de falta de responsabilidad. Su contraria u opuesta es la responsabilidad por todo, un concepto que me sorprendió en la fundación El Arte de Vivir. Porque nosotros decidimos si somos responsables de nuestro pequeño mundo o hacemos nuestro mundo más grande, más grande, más grande, y somos responsables por todo.

Pero me voy a explicar con dos ejemplos. Gidor, mi amigo de tierna infancia, el único que mantengo desde los 10 años, un día, paseando por la playa, con poca gente alrededor, se desvió20 metros para recoger una tabla, y anduvo otros 100 metros para tirarlo en un papelera. Gidor vio que la tabla tenía una punta. Un clavo oxidado que nada nos podía hacer a él o a mí, pero quién sabe si podría dañar, en un rato, u otro día, a otra persona. El otro ejemplo lo recibí con 23 años en un parque en Ginebra. Un grupo de 5 amigos, de camino a la feria de la cerveza, un evento que como las madalenas de Bermeo y los Sanfermines de Pamplona, ningún salvaje de bien se debería perder, habíamos dado un paseo de 3 kilómetros alrededor del lago Leman. Nos maravilló que no había ningún papel en el suelo, pero tampoco había papeleras para tirar una colilla. El ejemplo cundió efecto y nos guardamos las colillas y los papeles donde nos cupieron. Al llegar a un parque, desenvolvimos el albal y nos afanamos con los bocadillos que llevábamos para el viaje. Una anciana se sentó en un banco próximo. Antes de sentarse, doblo sus más de 80 primaveras, en esa tarde de verano, para recoger un papel del suelo. Lo metió en una bolsa dentro de su bolso, nos miró y se sentó. Nos dejamos de quejar y entendimos por qué no hacía falta papeleras. En una hora escasa estábamos aprendiendo a hablar suizo, o el lenguaje universal de Gidor.

lagoleman

En el extremo opuesto, como comentaba, se encuentra la responsabilidad por todo, o la responsabilidad en un centro de influencia extendido, en el que me hago responsable de lo que yo hago y de lo que otros hicieron pero está cerca de mí. De alguna forma, la responsabilidad por todo nos introduce en el campo del amor incondicional. Hacemos porque queremos hacer. Hacemos porque tenemos que hacer. Hacemos porque nos lo pide nuestro ser.

Como no lo hago por ti, sino por mí, ¿de qué me voy a quejar?

Y en un sitio intermedio, entre el infierno de la falta de responsabilidad, y el cielo del amor incondicional, se encuentra la vida real. En la que es bueno establecer sistemas justos y sanos de trueque. En el mundo del comercio, comercio justo. En la organización, una medida para el intercambio de lo que no es obligatorio, sino voluntario, en la que las dos partes están contentas. En las relaciones, aún más simple. Cuando tú das algo que te cuesta cinco y tu pareja, o tu amiga, lo aprecia como 7, y ella te devuelve algo que para ella vale 3 y tú aprecias como 8, estáis en el cielo. Del infierno, Satanás, Satán, Belzebú, Ahriman, Lucifer, mejor no hablar, que bastante cerca lo tenemos.

Y continuando con la co-rresponsabilidad, llegamos a la confianza, a la complicidad, a la motivación, al concepto de personal involucrado.

Para distinguir entre implicado e involucrado, vamos a probar con una imagen. En un plato de huevos fritos con chorizo, la gallina está implicada. El cerdo está, o mejor dicho estuvo, involucrado.

De todo eso hablamos Roberto y yo, y de cuatro cosas más.

Pero más importante que nosotros siempre eres tú.

¿Cuál es el grado de implicación con tu proyecto personal y profesional?

¿En qué fase de tu relación con el trabajo estás?

 ¿Estás implicada o involucrado?

¿Qué características de la actitud de Gidor observas en tu trabajo?

¿Puedes copiar de alguna forma a la viejita en tu día a día?

¿Qué significa para ti la palabra servicio?

Y para terminar, una propuesta de ejercicio:

Actividad:

 

Lee con cuidado el siguiente escrito. Modifícalo a tu entero gusto. Llena los espacios en blanco, y cuídate de lo que firmes. Después de todo, es tu vida.

 

Responsabilízate de todo lo que hagas.

Entiendo que en el transcurso de mi vida me voy a ver obligado a tomar muchas decisiones, como las de dónde quiero vivir, con quién quiero vivir, dónde quiero trabajar, cuánta diversión quiero disfrutar y cómo voy a emplear mi dinero y mi tiempo – incluso cuánto tiempo voy a dedicar a esperar que las cosas mejoren y que la personas cambien – y a quién elija amar.

 

Entiendo que muchos de los acontecimientos que ocurran van a estar fuera de mis manos y que todas las decisiones que tome tendrán peligros y riesgos inherentes. La vida y las personas no tienen obligación alguna de estar al nivel de mis expectativas; y yo no tengo obligación alguna de vivir de acuerdo con las expectativas de quienquiera que sea. La vida es un deporte de alto riesgo y yo puedo lesionarme  a lo largo del camino.

 

Estoy de acuerdo en que todas las decisiones que tome serán mías y sólo mías, incluso la forma en que elija enfrentar los eventos que estén fuera de  mi control. Por ello, por el presente renuncio a mi derecho a declararme víctima, así como a mis derechos de culpar, quejarme y querellarme o responsabilizar a terceros por el camino que yo escoja tomar. Yo soy responsable de mi participación – o falta de ella – en mi vida. Y yo me hago plenamente responsable de los resultados y las consecuencias de todas las decisiones que tome, consciente de que a fin de cuentas será mi gusto ser feliz, eufórico y libre, o seguir sintiéndome desdichado y atrapado.

 

Aunque haya personas que por su propia voluntad puedan nutrirme y amarme, yo y sólo yo soy responsable de cuidarme y amarme.

 

 

 

Firma: _________________

 

Fecha: _________________

 

 

Y si quieres acompañar este escrito a nivel práctico, creando un hábito nuevo, puedes pasar hoja.

lagolemanmonAsí lo vimos…

Esta entrada fue publicada en autores, biografía, mi mapa del tesoro, Mikel, sinoloveo, talleres por mikeloecorazon. Guarda el enlace permanente.

Acerca de mikeloecorazon

nacido en el país vasco (a los nuevos nos gusta levantar troncos y cortar piedras, de la misma forma que a nuestros padres les gustaba levantar piedras y cortar troncos), me gusta el sol y el mar, el color y el calor. Estar vivo es una gozada que tenemos todos los días. Reírnos y agradecer lo que tenemos también. En el mundo laboral he hecho un recorrido bastante interesante por la consultoría de organización, productividad / competitividad, auditorías de sistemas y procesos, consultoría en integración, formación, tecnologías de la información, y desarrollo de personas, equipos y organizaciones. Un camino entretenido, en el que he llegado a la sopa de piedras, al juego, y al gusto de compartir, al color y al círculo, ese sitio en el que las personas, tan diferentes pero iguales, construimos nuevas realidades. --- mi hijo Gorka me ha traído al mundo del juego desde el respeto a la persona de enfrente, todos somos iguales, un juego que es necesario re-descubrir y desarrollar en nuestras organizaciones y en el mundo laboral y social. --- y mi hija Maitane, mi hija pequeña, mi hija mayor, sólo tengo una hija, es parte de este descubrimiento que se llama "entornos de confianza", con la energía del azul clarito, el orgullo humilde, el orgullo sano, a disposición de la construcción de la casa común. --- en mi vida he aprendido de gente que contaba historias, mi primer abuelo, José, mi primer amigo, Gidor, mi primer jefe, Jesús, y ahora las cuento yo. --- desde ese ser que se descubre a sí mismo (yo me reconozco), y se comunica de forma des-inhibida, amarilla, y se encuentra con otras personas (yo te reconozco, y reconocemos juntas un entorno más amplio del que formamos parte y al que damos vida), para dar paso a la curiosidad, roja, que pinta puertas donde otras personas sólo ven paredes, una curiosidad que se convierte en actividad de crear, creatividad en innovación. desde el juego, cambiando reglas, y creando nuevos juegos, nuestros resultados son diferentes. y afortunadamente, mejores. hoy me considero una persona positiva, creativa y alegre, cariñosa, mezcladora y juguetona. un abrazo, Mikel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s