sinoloveomelocreo 11: con la ayuda de pepito grillo

11 k Con la ayuda de Pepito Grillo, Aprendemos todos

Me considero, dentro del catálogo de virtudes, o características / capacidades positivas, una persona de trato fácil y cariñoso. El trabajo nos da la oportunidad, como cualquier otra relación con personas, de descubrir, y demostrar, cómo somos. Si lees 50 claves de la Marca Usted, tienes la impresión de que eres una máquina de hacer contactos. Tú eres tus proyectos, tú eres tus relaciones, tú eres una máquina de relaciones utilitarias. Sin embargo, si tú eres natural, y te gusta la gente, al final de tu carrera profesional tendrás una buena relación de cariños, también entre compañeros de trabajo y clientes. De esta forma he mantenido trato durante 11 años con Daniel Beteta, el que fuera líder de un proyecto de implantación de la gestión por procesos conforme ISO / TS 16949, unas siglas muy raras para una norma que aplica a la cadena de suministro de la automoción. Contacté con Dani antes del verano de los cascotes, mi primer verano solo tras la separación. Y volví a contactar con él acabado el verano. Una oportunidad de trabajo se abría delante de mí. Por azares del destino, o causualidad, Dani, 11 años después, era director industrial de la planta de Gestamp en la que nos conocimos. Estaba desarrollando cambios en el organigrama de la organización, misión y valores, siguiendo un esquema que de alguna forma planté antes de despedirme. Porque siempre es bueno ser amable con quien lo fue contigo y decir te quiero a la persona que te despierta ese sentimiento. Yo le regalé un libro a Dani cuando terminó la anterior colaboración; los siete hábitos de la gente altamente efectiva, de Covey. 11 años más tarde nos volveríamos a encontrar y volveríamos a trabajar juntos, en este caso en un programa para el desarrollo del personal.

En eso estaba, dándole formas a un programa para animar un proceso relacionado con las personas, una tarde, mientras me acercaba al congreso de los Diputados por una castellana atascada, donde había quedado con Bernardo, el que fuera mi primer mentor en mi primer trabajo, en Maynard consultores, hace ya 23 años, y ahora mi amigo. Llegaba tarde a recogerle, a disfrutar de unas cañas en el Madrid que habíamos conocido y pateado juntos años atrás; “llego tarde, llego tarde, le tengo que llamar”, me comentaba Pepito Grillo, cuando cogí el teléfono. En contra de la lógica y de la voz de mi conciencia, no utilicé el teléfono para llamar a Bernardo. Le llamé a Alicia BASTOS. Una idea fugaz se había cruzado en mi mente. “Ella podría ayudarme. Sí, seguro que sí”.

Antes de seguir, déjame que te ponga en contexto. Alicia es terapeuta infantil especializada en reflejos. Había sido terapeuta de Gorka, mi hijo mayor, por espacio de un año y medio. Para explicarlo de una forma sencilla, todos tenemos unos comportamientos no aprendidos que nos sirven para desarrollar reacciones instintivas en diferentes etapas madurativas. Por ejemplo, un bebé tiende a abrir los brazos cuando se cae para atrás. De esta forma protege golpes en su cabeza que puedan dañar su cerebro. Cuando el niño no recibe los estímulos adecuados en la edad correspondiente, ese reflejo se queda atascado, y no da paso al siguiente. Gorka ha ido de terapia en terapia desde los 3 años hasta que un día, ya con nueve años, nos recomendaron en el colegio que entrásemos en contacto con Alicia BASTOS. Alicia le diagnosticó a Gorka una colección de reflejos, alguno de ellos en un grado alto, que le impedían continuar su desarrollo correctamente, y nos explicó cómo se manifestaban. Para muestra un botón. El reflejo de moro, cuando pasa el tiempo, se convierte en un reflejo de defensa por el cual el niño se cubre la cara con los brazos cuando recibe un ataque. Una vez el bebé ha madurado, como el cuello ya hace su función y evita que la cabecita se vaya para atrás, los brazos no tienen que acompañarle en la caída, y pasan a hacer una función protectora a modo de escudo. Gorka había empezado a jugar al baloncesto y era penoso ver cómo, cuando le pasaban un balón que no esperaba, cuando le pillaban desprevenido, en vez de cerrar los brazos y atrapar el balón, los abría, provocando que el balón le impactara en el cuerpo … o en la cara. Un niño de 9 años atrapado en la vida con un reflejo propio de un bebé de 9 meses !!!

Sí, Gorka había tenido el reflejo de Moro en un grado importante y otros 6 más, más atenuados, campando a sus anchas por la corteza subcortical. Alicia nos dio las pautas por las que Gorka liberó, en una terapia de un año y medio, con ejercicios diarios que duraban tres cuartos de hora, realizados en el suelo, en una hamaca y en la oscuridad del cuarto de baño, la autopista para seguir creciendo, y aprendiendo, en esta vida.

Sí, Alicia, no sé por qué lo pensé de repente, podía tener una clave para ese proceso de consultoría al que le estaba dando la vuelta en la cabeza. Era disparatado, ya lo sé, pero es lo que pensé, realmente es lo que sentí, y es la llamada que hice.

A la sorpresa inicial que le supuso mi llamada, explicación incluida, ya que hacía más de un año que no hablábamos, le siguió la que me dio ella a mí, ya que me cambió una propuesta para tomar un café por una invitación a que asistiese ese mismo fin de semana a un congreso nacional de profesores de primaria, que estaba organizando con otros compañeros que se llamaba Aprendemos todos. No se lo dije, pero lo pensé: “Alicia, estás loca”.

10 minutos después, 10 minutos tarde, nada más colgar con Alicia, a las 9:10, recibía la llamada de Bernardo: “Mikel, ¿dónde estás?”

“Aquí mismo, llegando”, le contesté. “En 2 minutos estoy contigo”. Aparcamos en el parking enfrente del Congreso de los Diputados de Madrid, y nos pasamos una noche magnífica de cañas por Huertas.

Llegando a casa, en vez de hacer lo que sería normal en este caso y pensar simplemente “Alicia, no me has entendido, qué pena”, hice una cosa anormal. Entré en la web del congreso Aprendemos todos, que había apuntado precipitadamente mientras conducía y miré el temario. Y más tarde, escucharía el manifiesto por una nueva educación.

Para qué te lo hago largo, mejor échale un vistazo tú, en www.aprendemostodos.com

Me apunté al congreso, y ese fin de semana disfruté como un auténtico enano. Reí, respiré, bailé, exploté globos y me reí de mis miedos de infancia, qué te voy a contar que no te puedas imaginar. De alguna forma, adicionalmente, había visto una luz. El comportamiento del adulto desinhibido es tan parecido al de un niño… Y lo bien que nos lo pasamos cuando nos quitamos el traje, la máscara, la tontería y media que pasa en nuestra cabeza, cuando nos dedicamos simplemente a ser. Y a estar.

El nombre del congreso, además, tiene una influencia brutal en lo que estoy haciendo hoy. Y cómo lo hago.

11 añós después, volvía a trabajar con Dani. 11 años después tenía claro un par de teclas que quería pulsar en un campo en el que estaba empezando a incursionar. Con la alegría y el desenfado de un aprendiz, me puse las zapatillas y me puse a caminar.

Releo un poco hacia arriba y me pregunto:

¿Cuál ha sido la última vez que has cambiado de vida, de trabajo, de casa, de pareja, de forma de pensar?

¿Cuál fue la causualidad, el impulso, el factor que te hizo apuntar una nueva dirección?

¿Cómo te sentiste en ese momento y cuáles han sido los resultados de ese camino que emprendiste?

¿Te dejaste llevar?

¿Has hecho algo realmente diferente en el último año que te ha sorprendido de una manera especial?

¿Ha sorprendido a los tuyos?

Y para terminar,

¿Tienes la costumbre de llamar a tus contactos, a tus amigos, a tu familia, a tus cariños por el simple hecho de llamarles, de hablar, de compartir cómo están y cómo te sientes tú?

aprendemostodosmon2Así lo vimos…

 

Esta entrada fue publicada en autores, biografía, mi mapa del tesoro, Mikel, sinoloveo, talleres por mikeloecorazon. Guarda el enlace permanente.

Acerca de mikeloecorazon

nacido en el país vasco (a los nuevos nos gusta levantar troncos y cortar piedras, de la misma forma que a nuestros padres les gustaba levantar piedras y cortar troncos), me gusta el sol y el mar, el color y el calor. Estar vivo es una gozada que tenemos todos los días. Reírnos y agradecer lo que tenemos también. En el mundo laboral he hecho un recorrido bastante interesante por la consultoría de organización, productividad / competitividad, auditorías de sistemas y procesos, consultoría en integración, formación, tecnologías de la información, y desarrollo positivo de personas, equipos y organizaciones. Un camino entretenido, en el que he llegado a la sopa de piedras, al juego, y al gusto de compartir, al color y al círculo, ese sitio desde el que las personas, tan diferentes pero iguales, construimos nuevas realidades. hoy acepto que esto no va de tirar ni de empujar, sino de ponerle calorcito y color, de hacer 3 aperturas a nivel personal, de dar 3 pasitos nuevos, y dar 3 abrazoTs (a mí misma, a ti, a la vida), de acompañar el desarrollo de ecosistemas propicios para el desarrollo de la conciencia, de la libertad, desde el amor. me considero una persona positiva, creativa y alegre, cariñosa, mezcladora y juguetona. un abrazo, Mikel

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s