la manera en que te tratas (la vida en 21 minutos)

las7ventanastekeTú le enseñas al mundo la manera de tratarte y escoges a la gente que quieres que tenga influencia en tu vida.

La manera en que te trates a ti es la manera en que los demás te van a tratar.

Los recuerdos robados a las estrellas muertas, Agustín (Itzcoatl Paplontzin), recogido en La danza con la muerte El reencuentro con la vida.

Todos los días renacemos a la vida. Todos los días nuestra vida empieza de cero. Todos los días podemos elegir cuál es nuestro comportamiento, cuál es la mejor versión de nosotros mismos. Vivimos en una sociedad en la que prolifera la queja y la crítica. Pienso cómo nos iría si reconociésemos nuestra capacidad de elegir, y asumiésemos las consecuencias. Elegimos a las personas que nos rodean, en el trabajo y en casa. Y les enseñamos cómo nos gusta que nos traten, cómo queremos que nos traten. Lo hacemos de muchas formas. La principal es el ejemplo. Les mostramos, a cada instante, cómo nos tratamos nosotros mismos.

Yo me maltrato y pido que me traten bien, qué paradoja. Yo no me quiero y pretendo que los demás me quieran. Yo no me aprecio y espero que los demás me muestren todo su respeto.

Mis hijos están viendo un capítulo de el encantador de perros en la televisión, en el que le ponen un bozal a un perro en un proceso de “aclimatación” que tarda 21 minutos. 21 minutos para entender que el dueño está dispuesto a que se ponga el bozal sí o sí. Sin prisa pero sin pausa. Sin amenazas ni palos. Con tranquilidad.

Hoy es mi cumpleaños. Cumplo 47 tacos. Mis hijos están viendo la televisión, aunque les he pedido 4 veces que la apaguen. Me estoy poniendo progresivamente nervioso, viendo el desparrame del salón y de la cocina.

Reflexiono, paro un instante, veo al encantador de perros y me decido a actuar. ¿No será posible aplicar una fórmula parecida, el encantador de enanos? La televisión se apaga y mis dos hijos empiezan a recoger, empezando por el salón y siguiendo con los platos sucios en el fregadero, la cocina, para seguir con las habitaciones.

Si te estás quejando de algo, reflexiona. 21 minutos para poner un vozal. 21 veces (tres semanas) para crear un hábito. Lo que necesita tu sistema para crear nuevas conexiones neuronales. Piensa que, al final, la única persona que se beneficia o se perjudica eres tú misma. ¿Te vas a seguir quejando? ¿Vas a seguir criticando? ¿Te vas a seguir auto-agrediendo? Piénsalo bien.

Tú le enseñas al mundo la manera de tratarte y escoges a la gente que quieres que tenga influencia en tu vida.

La manera en que te trates a ti es la manera en que los demás te van a tratar.

Pues eso. A aplicarse. 21 minutos. 21 veces.

las7ventanasmon   Así lo vimos…

Esta entrada fue publicada en 13 hábitos, porque la vida también es un hábito, autores, educación, ejemplo, Mikel y etiquetada por mikeloecorazon. Guarda enlace permanente.

Acerca de mikeloecorazon

nacido en el país vasco (a los nuevos nos gusta levantar troncos y cortar piedras, de la misma forma que a nuestros padres les gustaba levantar piedras y cortar troncos), me gusta el sol y el mar, el color y el calor. Estar vivo es una gozada que tenemos todos los días. Reírnos y agradecer lo que tenemos también. En el mundo laboral he hecho un recorrido bastante interesante por la consultoría de organización, productividad / competitividad, auditorías de sistemas y procesos, consultoría en integración, formación, tecnologías de la información, y desarrollo de personas, equipos y organizaciones. Un camino entretenido, en el que he llegado a la sopa de piedras, al juego, y al gusto de compartir, al color y al círculo, ese sitio en el que las personas, tan diferentes pero iguales, construimos nuevas realidades. --- mi hijo Gorka me ha traído al mundo del juego desde el respeto a la persona de enfrente, todos somos iguales, un juego que es necesario re-descubrir y desarrollar en nuestras organizaciones y en el mundo laboral y social. --- y mi hija Maitane, mi hija pequeña, mi hija mayor, sólo tengo una hija, es parte de este descubrimiento que se llama "entornos de confianza", con la energía del azul clarito, el orgullo humilde, el orgullo sano, a disposición de la construcción de la casa común. --- en mi vida he aprendido de gente que contaba historias, mi primer abuelo, José, mi primer amigo, Gidor, mi primer jefe, Jesús, y ahora las cuento yo. --- desde ese ser que se descubre a sí mismo (yo me reconozco), y se comunica de forma des-inhibida, amarilla, y se encuentra con otras personas (yo te reconozco, y reconocemos juntas un entorno más amplio del que formamos parte y al que damos vida), para dar paso a la curiosidad, roja, que pinta puertas donde otras personas sólo ven paredes, una curiosidad que se convierte en actividad de crear, creatividad en innovación. desde el juego, cambiando reglas, y creando nuevos juegos, nuestros resultados son diferentes. y afortunadamente, mejores. hoy me considero una persona positiva, creativa y alegre, cariñosa, mezcladora y juguetona. un abrazo, Mikel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s