7 consejos para ser feliz (reconocer lo que sí hay)

las7ventanastekeDespués de copiar una meditación de “el lenguaje del adiós”, que trata sobre el estrés externo y el interno, miro el espejo de mi vida y veo estar exactamente ahí, en ese sitio incómodo en el que el exterior como el interior te dice “Mikel, lo estás haciendo mal”, o, si somos positivos, “algo tienes que cambiar”. Porque hay días en los que se juntan 2 avisos internos y 2 llamadas externas, que evitan que mires hacia otro lado y sigas pensando que nada pasa.

Hoy estoy ahí. Echo la vista atrás y reviso mentalmente mis notas, pensando qué puedo compartir hoy en el blog (la reunión con Eugenio Moliní sobre la participación genuina, el taller de la TURMALINA, el curso RAS de la fundación El Arte Vivir de este fin de semana y mi charla posterior con Ana, un recuerdo fugaz relacionado con un libro que me encantó, Las Siete ventanas del Chamanismo), y, quién sabe por qué extraño mecanismo me veo escribiendo “recetas para ser feliz”. Definitivamente, enseñamos lo que tenemos que aprender y compartimos lo que nos preocupa y ocupa.


Me acuerdo de un capítulo, que me ha parecido fascinante hasta hace poco, del Mundo Amarillo, de Albert Espinosa: 7 consejos para ser feliz, y me acuerdo en paralelo de una terapia a tres con Irene y Mario, en la que, tirando del diccionario emocional de Mario, Irene definió qué era para ella la asertividad, poniendo en primer lugar “saber decir no”.

Saber decir no, según Albert, es la puerta de entrada para saber decir sí. Porque cuando decimos no a algo que no nos interesa, estamos haciendo un hueco para poder decir sí a lo que sí nos interesa. Reconozco que cuando leí por primera vez el libro, me fascinó el capítulo. No lo puedo corregir; soy bastante contreritas, y pensar que alguien habilitaba mi NO me pareció perfecto. Casi sublime.
Pero, siguiendo con mi espíritu contreritas, estoy en el camino de una reflexión de base. Tendemos a creer todo lo que oímos, escuchamos y vemos. De ahí el poder que tienen los medios de comunicación (mass media) sobre las personas. Como bien indica el término en inglés (medios de masas), los medios de comunicación “informan” a la masa, dicho sin ningún tinte despectivo o peyorativo. Al populacho, al mogollón, a todos nosotros, público pasivo en la mayor parte de los casos, que aporreados con insistencia con la noticia del día, la aceptamos sin rechistar (lo he visto, lo he oído, lo he leído, ¿cómo no va a ser cierto?), la clasificamos y archivamos sin rechistar.

Lo mismo nos pasa con otros textos mejor intencionados, como los libros de autoayuda, por poner un ejemplo. Hoy me toca reflexionar sobre el DECIR NO como método para ser feliz.

En la terapia con Mario e Irene, vimos que el decir no como primera forma de asertividad, creaba una distancia emocional enorme. Porque EL NO SEPARA, no une territorios. Trabajando con la segunda línea, la tercera o la cuarta de la lista, la asertividad entra en un territorio mucho más cálido de encuentro. Ya se trate de un problema con tus padres, con tu pareja o con tus hijos (hacia arriba, al nivel, hacia abajo, al menos en la representación en papel del árbol genealógico), los tres grandes problemas de relación que podemos tener, el NO crea separación.

Por eso me pregunto hoy si el primer consejo de una lista de 7 consejos para ser feliz debería ser éste.

No obstante, y para terminar con Espinosa, en este capítulo de “el mundo amarillo” sigue habiendo una cosa que me fascina. Tres pacientes de un centro de salud asisten al proceso de morir de un compañero mayor, en una secuencia de visitas a lo largo de una semana, en la que les son desvelados los 7 secretos, a condición de que sólo transmitan uno!!! Qué maravilla cuando no nos encontramos con un listado cerrado en el que nos transmiten una receta a aplicar. En este caso, por ejemplo, podemos pensar cuáles son los otros 6 secretos de la felicidad, legados maravillosos en el proceso de bien morir.

Son esos 6 legados los que nos permiten posicionarnos como público activo, pensando cuáles son los secretos que nosotros transmitiríamos a una buena amiga, a un socio, a nuestros hijos, en nuestro proceso de despedida.
Yo no he hecho el ejercicio, pero estoy a punto. Mientras tanto, me he acordado, así como sin querer queriendo, de un ejercicio que nos propuso Agustín en uno de los talleres a los que asistí (tal vez “La danza con la muerte / el reencuentro con la vida”, o “El álbum de los momentos maravillosos”). El ejercicio es muy sencillo y te propongo que lo incluyas en tu rutina diaria. Tan sencillo como potente.
Se trata de ser explícitamente positivo 5 veces al día con diferentes personas, a las que ni siquiera tienes que conocer, aunque también funciona con conocidos. Te cruzas con el tendero donde compras el periódico, las revistas, la fruta o las hortalizas, y te seduce su sonrisa. “Qué buena cara te veo hoy, Jaime”, una señora sentada en el metro lleva un conjunto precioso de bolso, zapatos y pañuelo, “qué conjuntada está, señora, y le sienta especialmente bien el color beige”, tu jefe tiene una camisa de cuadros azules, verdes y granates súper chula, “qué bonita camisa llevas hoy”, … un juego tan tonto como profundo. Porque muchas veces seguimos la rutina contraria. Nos callamos lo que nos gusta, y decimos lo que no nos gusta. Lo cantamos, lo coreamos. “Las lentejas se han agarrado”, “de qué mal humor te has levantado hoy”, “deja de criticarme, siempre haces lo mismo”, “fíjate en Jaime, parece que no tiene otro traje, parece retrato el pobre”.

Yo, al juego, le llamaría reconocer lo que hay. Si fuésemos más conscientes, el universo en que vivimos es maravilloso. Miro por la ventana en una tarde de primavera y veo los coches por la autopista en un continuo vengo y voy, 6 carteles de anuncios, una gasolinera, farolas, una verja (todas obras del hombre), pero también veo árboles, césped, montañas, unas tenues nubes, un cielo azul clarito y soles y sombras de esta corta primavera que acostumbramos a vivir en Madrid (regalos de este universo). Hay tantas cosas tan bonitas (obras de la especie humana y regalos de universo, maravillas de la relación) que es curioso que nos centremos tanto en lo que NO hay, en la falta de armonía, belleza, verdad.

Ya que hoy puedo elegir, decido elegir y hablar de lo que sí hay.

Ayer estuve súper a gusto de charla con Ana (en verdad es una norma). Se lo he dicho hoy. Me he reunido con Jesús, el jefe de estudios del cole de mis hijos, que se preocupa por el comportamiento de Gorka, y le trata, como a mí, con todo el cariño del mundo. Se lo he agradecido hoy. Ya llevo dos. Quedan 3 para terminar el día. Ahí le voy. Poco a poco. Me parece que le voy a mandar un correo a mi hermana para agradecerle la llamada telefónica del fin de semana y la de hoy a la mañana, y decirle que le quiero, que no se preocupe por mí y que no se deje hacer mobbing. Me voy acercando… ¿Te imaginas una vida centrada en lo que sí hay?
Ana, gracias por acompañarme. Jesús, gracias por tu cariño. Susana, gracias por el interés… no le he dicho a Javi, mi profesor de pádel, la paciencia infinita que tiene con mis compañeras y conmigo, y su buena disposición. karay, se me ha escapado. Es que son tantas las cosas que sí hay en nuestro día a día

las7ventanasmon    Así lo vivimos (lo que sí hay) …

Esta entrada fue publicada en Alegría, artes, autores, letras, Mikel, Ser Humano, universo y etiquetada , , , , , , , , , por mikeloecorazon. Guarda enlace permanente.

Acerca de mikeloecorazon

nacido en el país vasco (a los nuevos nos gusta levantar troncos y cortar piedras, de la misma forma que a nuestros padres les gustaba levantar piedras y cortar troncos), me gusta el sol y el mar, el color y el calor. Estar vivo es una gozada que tenemos todos los días. Reírnos y agradecer lo que tenemos también. En el mundo laboral he hecho un recorrido bastante interesante por la consultoría de organización, productividad / competitividad, auditorías de sistemas y procesos, consultoría en integración, formación, tecnologías de la información, y desarrollo de personas, equipos y organizaciones. Un camino entretenido, en el que he llegado a la sopa de piedras, al juego, y al gusto de compartir, al color y al círculo, ese sitio en el que las personas, tan diferentes pero iguales, construimos nuevas realidades. --- mi hijo Gorka me ha traído al mundo del juego desde el respeto a la persona de enfrente, todos somos iguales, un juego que es necesario re-descubrir y desarrollar en nuestras organizaciones y en el mundo laboral y social. --- y mi hija Maitane, mi hija pequeña, mi hija mayor, sólo tengo una hija, es parte de este descubrimiento que se llama "entornos de confianza", con la energía del azul clarito, el orgullo humilde, el orgullo sano, a disposición de la construcción de la casa común. --- en mi vida he aprendido de gente que contaba historias, mi primer abuelo, José, mi primer amigo, Gidor, mi primer jefe, Jesús, y ahora las cuento yo. --- desde ese ser que se descubre a sí mismo (yo me reconozco), y se comunica de forma des-inhibida, amarilla, y se encuentra con otras personas (yo te reconozco, y reconocemos juntas un entorno más amplio del que formamos parte y al que damos vida), para dar paso a la curiosidad, roja, que pinta puertas donde otras personas sólo ven paredes, una curiosidad que se convierte en actividad de crear, creatividad en innovación. desde el juego, cambiando reglas, y creando nuevos juegos, nuestros resultados son diferentes. y afortunadamente, mejores. hoy me considero una persona positiva, creativa y alegre, cariñosa, mezcladora y juguetona. un abrazo, Mikel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s