La Responsabilidad Social y los 3 ejércitos de tu organización: TIERRA, MAR y AIRE

Respeto
DOMINGO 11 DE SEPTIEMBRE DE 2011 19:02, DIARIO RESPONSABLE, MIKEL BILBAO GARAY

ReSpeto, también conocido como Responsabilidad social, por TIERRA, MAR y AIRE (despertando del verano)

Como todos los años, llega el verano y paramos los relojes, los celulares, el portátil, los periódicos y la televisión. Nos dedicamos, casi por completo, a disfrutar del mundo que nos rodea, que muchas veces toma la forma de sol y baños de mar en la playa. Los que disfrutan del interior (no lo sé a ciencia cierta, pero me lo imagino) a buen seguro buscan equivalentes praderas, montes y ríos para descansar.
Cuando ya apenas falta una semana para retomar la actividad laboral la cabeza empieza a pensar en carpetas y proyectos que se abren de nuevo. Al menos así me está ocurriendo estas vacaciones de Agosto, en la que las paredes del circo de la playa me regalan el eco de la palabra ReSpeto (también conocida como Responsabilidad Social) y me hace pensar en la importancia que tiene para una PYME el comprenderla, como primer paso para aplicarla y vivirla con naturalidad.

Como las grandes teorías son tan complicadas de elaborar y de entender, déjame que te hable de mis vacaciones, del sol y el aire, del agua y de la tierra en forma de piedras de mi playa favorita, todo ello en clave RS.
AIRE, MAR y TIERRA en la Responsabilidad Social

EFECTO AIRE EN LA RS

– IDEAS
– COMUNICACIÓN
– € (NEGOCIO), TRANQUILIDAD PARA HACER

A la fecha, yo no tengo la menor duda de que la Responsabilidad Social se ha propagado a partir del interés de los corporativos por mostrarse tan buenos como pueden hacerlo. A veces incluso exagerando un poquito.

El efecto aire de la RS desde mi punto de vista radica en la difusión por todos los medios del que la corporación es capaz de mostrarse buena y linda. Lo lideran departamentos de Marketing, de Reputación, de Marca.
Si somos sanos, estamos obligados a pensar que estas organizaciones nos muestran los resultados del día a día en relación con su Misión, Visión, Valores ( el ideario de la organización).

Si somos sensatos, veremos que la triple cuenta del ReSpeto (resultados de negocio, medio ambiente, personas) viene reflejada en la memoria RS del corporativo y no elude el tema de resultados del negocio.

Y no lo debe eludir NUNCA, menos en un mundo en crisis, sin entrar a discutir si es de valores o de resultados o ambos, en el que vemos cómo muchas PYMES se ven abocadas al cierre de actividad. Es más, sería muy interesante hacer un pequeño parón en este aspecto.

Tenemos que conseguir negocios sanos, respetuosos con el medio ambiente, con las personas, sí, pero sobre todo tenemos que conseguir negocios que sean negocio, que obtengan beneficios, hoy y mañana (esto es sustentabilidad), para que la rueda del ReSpeto siga girando.

El efecto aire de una organización lo resumo en tres apartados:
1 El mundo intelectual, conceptual, de las ideas (misión, visión, valores) que dan la guía a la organización (grande y pequeña),
2 Que consigue resultados (fundamental), porque sin aire en una habitación en la que cuatro personas celebran una reunión, si hacemos el vacío, el tema de discusión deja de ser relevante, ya que nuestras ejecutivas o trabajadores de línea se afanarán únicamente por conseguir aire para seguir vivos (respirar es más importante que cualquier tema de debate en la reunión).
3 Que sabe contar las cosas buenas que hace, los qués y los cómos, y si es posible mostrando las relaciones causa-efecto en esa cadena de misión-visión-valores, proyectos relacionados, resultados del negocio.

EFECTO AGUA EN LA RS

– MÁS AGUA
– TRANSPARENCIA
– PROCESOS

El efecto agua en la organización me hace recordar una presentación relacionada con la gestión por procesos, en la que dibujamos un proceso como un río que recoge agua de montaña, en forma de rieras, torrenteras, haciéndose grande, hasta llegar al mar, siempre en flujo descendente, aportando valor.

Porque a veces, nos olvidamos que una organización es básicamente una serie de procesos sistematizados e interrelacionados que aportan valor y consiguen la transformación de las “cosas”, como cuando pelamos las patatas para acabar obteniendo un tortilla de patatas, tenemos como resultado patatas peladas … y mondas de patata. En la responsabilidad social no estamos en una excepción. El efecto agua es la práctica diaria de las personas ejerciendo sus responsabilidades y permitiendo que el agua (el proceso) fluya dentro de la organización.

Si vuelvo a pensar en el agua me acuerdo también de una anécdota que conté en las jornadas de lanzamiento de RS PYMES en Madrid y Bilbao. Hago un resumen corto. Este año corrí la media maratón de Madrid sucumbiendo en el kilómetro 7 al seguir un consejo dudoso. Un participante en la prueba me dijo antes de empezar que “beber en medio de la prueba es malo”. En el punto kilométrico 5 no acepté las botellitas de agua que la organización puso a disposición de los participantes. “No, gracias, beber es malo”. En el km 7 estaba deshidratado con un bajón de tensión ENORME (de ambulancia). 14 días más tarde conseguí, con la misma preparación, correr 30 kilómetros en la maratón de Madrid. Uno de los cambios sustanciales es que me acompañó durante toda la prueba … una botella de agua. Punto de habituallamiento 5 km, agua!!!, 10 km, agua!!!, 15 km, agua!!!!, 20 km, … Por favor, MÁS AGUA!!!

Una de las conclusiones de la anécdota es que la RS es una cuestión de matiz. Hay que seguir consejos buenos, como empezar en gestión (agua) para acabar con la memoria (comunicación / aire), y no al revés, o seguiremos cultivando organizaciones (sobre todo las pequeñas) desencantadas / deshidratadas en el empeño de mentir. Otro de los consejos buenos es pensar en el ReSpeto como algo no acabado, que se puede mejorar cada día. Y por lo tanto una tarea a largo plazo. Algo muy parecido al maratón de la vida. A veces nos gustaría correr los 100 metros y decir “ya está”. Nos guste o no, no es así. Corremos 100 metros, y nos dicen: “venga, 100 más, y 100 más, hasta llegar a 1000”, y cuando llegamos a mil nos dicen, “venga, ahora otros 1000 más marcha atrás”, y así sigue la vida con kilómetros y kilómetros para adelante, para atrás y de costadillo / perfil.

Si me permites buscar un tercer significado al agua en la responsabilidad social, por su propia definición (incolora, inodora, insípida, …), nos quedamos con la transparencia. Si ya comunicamos hacia fuera (aire), una organización tiene que ver cómo participa a todo su personal y colaboradores de la información relevante. Y aquí me centro en la información relevante para la gestión (volvemos al agua frente al aire).

EFECTO TIERRA

– INTEGRACIÓN DE SISTEMAS SÓLIDOS PARA LA GESTIÓN REAL DE NUESTRO DÍA A DÍA
– PROPÓSITO HECHO PRÁCTICAS
– DE LA MISIÓN A LOS OBJETIVOS Y AL DÍA A DÍA (MISIÓN, VISIÓN, VALORES, OBJETIVOS Y METAS, PROYECTOS Y ACCIONES)

Llegados al efecto tierra, no me quedan más ideas. Mi mente divaga y llega a “La playa de los muertos”, en Almería. Yo creía que era una playa desconocida hasta que vi una votación en Internet que la clasificaba como la mejor de España. Independientemente de que te quede cerca o lejos de tus vacaciones habituales, te la recomiendo. Es una playa de piedras pequeñas. Piedras pequeñas y maravillosas. Todos los veranos me traigo un puñado de esas piedras preciosas y las ubico en tarros, en floreros, en vasos de cristal con agua. Tengo un vaso mexicano lleno de un puñado de piedras y un poquito de agua cerca de la mesa de la cocina. Por las mañanas (sobre todo las buenas) hago un ritual. Meto mis dedos entre las piedras, las revuelvo, oigo el ruido que producen, se mojan, y con la luz, esas piedras que se habían quedado grises y mustias vuelven a mostrar su esplendor. Aire (luz), agua y tierra se juntan mostrando la maravilla del mundo en que vivimos.

Me acuerdo de las piedras traídas de la playa y me acuerdo de las horas que me paso maravillado durante el verano mirando …y admirándolas. “Mira qué bonita es ésta, … y esta, y esta, y esta … todas”. Al final sólo unas pocas llegarán a casa.
Horas muertas en las que desconecto la mente, dejo de pensar en los proyectos, en el dinero, en mi familia, en lo que voy a hacer o he hecho, bueno o malo, momentos en los que simplemente estoy. O mejor dicho, Soy. Presente.

Y pienso que el efecto tierra es exactamente eso. Impregnar todos nuestros momentos de presencia, de consciencia, de hacer las cosas con nuestro mejor espíritu. Hacer bien y ayudar a otros a que hagan bien.

En un libro que acabo de leer este verano, “Un mundo nuevo, ahora (encuentra el propósito de tu vida)”, de Eckhart Tolle, lo encontrarás mejor explicado que aquí. También te lo recomiendo. Para no aburrirte, copio sólo una frase. “
“Tu propósito interior es despertar. Así de simple. Compartes ese propósito con todas las demás personas del planeta, porque es el propósito de la humanidad”
Seguramente, todos tenemos un poco de trabajo aquí. E independientemente de el ideario de nuestra organización (aire) y de su modelo organizativo (agua) todos podemos hacer algo (debemos, si queremos vivir un poco mejor) para ser un ejemplo vivo de ese despertar en el que se encuentra la humanidad. Y creo que algo tiene que ver la RS (ReSpeto, también conocido como Responsabilidad Social) con todo esto.
Y es ahí donde está el efecto tierra. Dios (nuestro propósito interior) encarnado en todas nuestras acciones (enmarcadas por un propósito exterior transitorio), que acaban modelando los proyectos en los que participamos (ya sean personales o de la organización).

Yo, como técnico, he llegado al mundo del ReSpeto desde los procesos (agua), y he entendido poco a poco el efecto de las ideas en personas y organizaciones (aire) y de la importancia de los detalles en la acción (tierra). Echo para atrás la mirada y veo uno de los proyectos más importantes que he lanzado, la plataforma de gestión NAVEGA, una herramienta de gestión documental, gestión de dirección integración de sistemas basados en procesos (calidad, azul, enorme como el mar y el cielo, verde como los árboles que queremos preservar para nuestros hijos, rojo como la sangre que queremos prevenir en nuestras empresas, amarillo, otros sistemas, para acabar jugando la parchís, cada vez más identificado con la RS como fenómeno integrador de la realidad). Echo para atrás y veo el efecto tierra en NAVEGA. ¿En qué consiste? En la complicidad con un detalle. Una tarea (el eslabón más pequeño de nuestros procesos) puede ser azul, verde, roja, amarilla o de varios colores, como las piedras de la playa. “Ala, ésta es roja y azul”, “Mira, mira, ésta es verde, roja y amarilla”, de esta forma integramos desde abajo procesos con luces azules, verdes, rojas, amarillas, formando procesos mixtos de gestión. Interdepartamentales si las funciones involucradas son de varios departamentos, mixtos si recogen varias realidades. Mas info:

Echo para atrás y hoy estoy más orgulloso del marco conceptual en el que se basa NAVEGA. Porque es sencillo. Porque es práctico. Porque es REAL.
Si me lo permites, quiero terminar con el último apunte del efecto tierra. Un dicho dice que el demonio está en los detalles. Por eso creo que la organización que quiera comunicar (aire) y diseñar métodos operativos (agua), tiene que vivir (tierra) en los detalles. Y que el respecto sea un algo integrado en todas las actividades (tierra) de la organización. “Mira, si hemos lanzado el pliego de condiciones con respeto”. “Mira, si hemos respondido a una reclamación de cliente que procedía y a otra que no procedía con el mismo respeto”. “Mira, si hemos realizado una encuesta de satisfacción del personal y les hemos comunicado de los resultados y de las acciones a implantar”. “Mira, si hoy ya respondemos a todas las reclamaciones”.
Porque nuestros sistemas pueden estar separados o ser mixtos. Pueden ser complicados o sencillos. Yo te recomendaría que sean mixtos y sencillos. Claros. Que faciliten la comunicación interna. Que faciliten el despliegue conceptual (misión, visión, valores) de forma efectiva y práctica (estrategias, proyectos, acciones, indicadores).
ReSpeto en Tierra, Mar y Aire.

Como el perejil en las recetas de Arguiñaño, … fundamental.
PD: las PYME y la triple cuenta de la RS

1 Las PYMES son organizaciones con alto interés en los resultados (es lógico, ya que muchas veces el resultado del negocio está íntimamente ligado a la economía familiar).

2 Las PYMES han avanzado apoyadas por las instituciones a cubrir requerimientos medioambientales de base.

3 Las PYMES están mucho más cerca que nadie de el trabajador, del proveedor, del cliente. Porque son suficientemente pequeñas para no haber perdido la relación personal.

Si a estos factores sumamos que una PYME NO TIENE UNA POSICIÓN DE FUERZA DE LA QUE ABUSAR, cualquier PYME está en mucha mejor situación de partida que un corporativo para ser RS, siempre que no quiera parecerse a lo que es tan diferente y emular a BP, SIEMENS, TELEVISA o TELEFÓNICA.

Para aquellas PYMES que quieran avanzar en el camino RS (ReSpeto, también conocido como Responsabilidad Social), y entender mejor qué papel juega la calidad, la innovación, la conciliación, … en un enfoque integrado de RS hemos creado el servicio gratuito de diagnóstico RS, subvencionado por el ministerio de Trabajo, accesible vía web desde la siguiente página: www.rspymes.es

Este proyecto surge de la colaboración con organizaciones punteras en RS en España. Entre otras, las siguientes: fundación ALARES, fundación DIVERSIDAD, fundación masfamilia, FORÉTICA.

Respetomon

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s